--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 5 de octubre de 2018

Si NO MALTRATAR a la naturaleza es una verdad como un templo, también NO MALTRATAR A LA RAZÓN lo es, ¡sin que por ética se pueda eludir esto jamás!
Si tú te atribuyes ser cristiano, no puedes darle las espaldas o no escuchar a Jesucristo (o a lo que dijo); más claro, si una flor se atribuye ser realmente flor (o no actúar a contraflor destructivamente o en engaño) no puede darle las espaldas al Sol o a la naturaleza; o aún más claro, como el agua, si tú precisamente dices que eres racional-ético, de ninguna manera puedes darle las espaldas al que demuestra razón (porque eso sería la máxima criminalidad diabólica en crueldad sin fin  o mal posible).
EL QUE HACE EL BIEN NUNCA LE QUITA EL CAMINO A LA RAZÓN NI A ESE QUE LA ACLARA-ENSEÑA-DEMUESTRA, ni impide jamás ni ningunea ni desprotege tal camino por "otra cosa".

1 comentario:

José Repiso dijo...

PARA LOS QUE NO COMPRENDEN NADA DE TAN VENDIDOS QUE ESTÁN:

-El que demuestra la verdad no es que se crea en posesión de la verdad, sino que da tal verdad demostrada (y siempre inevitablemente sufrida de demostrarla).

-El que ama la verdad no es el que la canta a lo vividor,sino el que la busca.


Sí, la busca
usando inevitablemente para ello
todas las gotas de sudor,
todas las renuncias que hace a otras cosas cómodas o al enriquecimiento,
usando todos los aguantes de apaleamientos que le darán por seguro,
todas los ninguneos, palos y torturas que le darán,
y un etc infinito de dolor y de esfuerzos verdaderos (no de conveniencias).

---

Aclaración para retorcidos de mente:

Una planta no es que se crea en posesión de la luz,
sino que, una vez que recibe la luz de verdad y la acepta, pues ya la tiene y de inmediato ha de defenderla como consecuente a ley primera de la naturaleza.


2ª aclaración para retorcidos de mente:

Una materia no es que se crea en posesión de la vida
sino que, una vez que ya recibe y concibe la vida,
pues ya la tiene
y de inmediato ha de defenderla a por todas
como consecuente a la primera ley de la vida


Nota esencial para cabezones:
La defensa de la natura, de la vida, etc,
supone eso siempre;

que tú defiendas en un "a por todas" riguroso lo esencial.


¿Pregúntale a una leona si defiende a sus crías
pijotadamente comó tú?