--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 21 de octubre de 2018

El mal es lo que desampara al bien.
EL MAL ES LO QUE DESPROTEGE (o los que desprotegen) LAS POSIBILIDADES DEL BIEN; no importa la causa o lo que justifican, el caso es que una y otra vez las desprotegen refugiándose siempre en tal o cual buenismo (una sinrazón hermoseada con sentimentalismos, con exhibiciones de un bien interesado o con sublimaciones-manipulaciones sociales).
Pero EL QUE TERCAMENTE QUIERE SEGUIR ASÍ,
se pasará toda su vida sirviendo a lo que dice tal o cual poder,
sirviendo a lo que dice tal o cual interés de poder, sirviendo a lo que dice tal o cual sentimentalismo de sinrazón (buenismo), sirviendo a lo que dice tal adoctrinamiento.
Y se pasará toda su vida enturbiando, callando, influenciando a mentiras, diciendo una vez y otra que la verdad no existe, que la verdad es puta o muy fea, que hay posverdad y anteverdad, que existen miles de miles, que la verdad ha muerto...  Todo hará y dirá ¡por confundir!

1 comentario:

José Repiso dijo...

Ésos que desprotegen a las posibilidades del bien
(que a demostración absolutamente siempre son escritores, cantantes, intelectuales,servidores o arrastrados de cualquier sinrazón)
indudablemente
(a duda racional siempre)
son tóxicos;

o sea, que nunca han de ser consentidos (o no descalificados)
por el que se atribuya
algún bien.


"Así es eso"
como diría Galileo
ya lo quemarán vivo
o lo putearan cada segundo de su vida