--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 21 de octubre de 2018

Hay sociedades que aceptan a algunas sinrazones (males) siempre premiadamente;  por lo que,  en pura objetividad,   sin duda fomentan el mal.
Y hay sociedades que solo aceptan a algunas verdades (bienes) siempre castigablemente;  por lo que, en pura objetividad,  fomentan el mal impidiendo al bien.
Aceptan a las sinrazones (muchas relacionadas con el machismo, otras muchas relacionadas con maltrato a la naturaleza o a los animales,etc) premiadamente, en evidencia porque indudablemente no tienen ellos un daño espiritual o ético doliéndose dentro de ellos. Más claro, como el agua pura del manantial: Que no se ven afectados en alguna conciencia-responsabilidad-decencia y que ven mejor "ir de buenistas-pillines-servidores de algún poder", ya que ganan más dinero e influencias y premios artístico-literarios. Sí, así es, a total verdad invendible o limpísima o que se demuestra a toda claridad.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Ésas sociedades
indudablemente
(a duda racional siempre)
son tóxicas;


o sea, que nunca han de ser consentidas
por el que se atribuya
algún bien.


"Así es eso"
como diría Galileo
ya lo quemarán vivo
o lo putearan cada segundo de su vida