--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 6 de mayo de 2018

Solo quienes instalan confusiones en la sociedad instalan asimismo las más graves consecuencias de crueldad o de injusticia. Una confusión es el anteponer el gusto, el capricho, la línea, el fanatismo o la sinrazón a lo correcto o a lo sensato -algo que queda pospuesto a las pancartas de cualquier dirigido y sobreprotegido porque sí-.
Y jamás un campesino o un carpintero han instalado alguna confusión, ¡imposible en intervención social!, sino objetivamente intelectuales embaucadores, a doble moral(ya que saben impedir la razón por preservar poder de influencias-privilegios (por aprovecharse carroñeros desalmadamente de las mentiras), aprovechados al uso y abuso de tal corrupción.-
Nunca jamás esperes que, la turbiedad-sinrazón educada por ellos, en adelante ella eduque la razón-bien (porque serías un irresponsable-malnacido por seguro al no oponer verdad o resistencia de razón o de luz por tu parte).

1 comentario:

José Repiso dijo...

¿Qué es lo esencial real u objetivamente?
Lo esencial para el bien es únicamente lo que permite los mecanismos del bien: razón-ética practicada o ineludible y la libertad individual-social para practicarla (o que no impida tal práctica). Así es.

Pero tener luz (bien) conlleva SOBREPROTEGER todo lo que demuestra luz, sin excusas a esto y sin jamás evitar esto en ningún caso. Asimismo, tener razón conlleva SOBREPROTEGER todo lo que demuestra razón, sin excusas a esto y sin jamás evitar esto en ningún caso (o sea, reconocer sí o sí, siempre, absolutamente siempre a sí o sí sobreproteger al que demuestra razón sin desprotegerlo ni la millonésima parte de un segundo en tu vida, o aunque ya tu gusto o tu subconsciente te diga otra cosa o atender a algo subjetivo o de excusa a eso).