--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 13 de mayo de 2018

EL ATENDER CON RACIONALIDAD, eso, es VALORAR RESPONSABLEMENTE BIEN,  o sea,  es el bien.
El que atiende a niños, siempre verá niños; el que atiende a pájaros, siempre verá pájaros; y el que atiende a injusticias, absolutamente siempre verá injusticias  (Si algunos políticos o intelectuales "ciruelos" no ven las injusticias, ¡ya sabéis por qué!
LEY DE LA REALIDAD:  El que atiende de verdad -sin trampas- a la razón (o al que demuestra razón, sí, pues nunca cae del cielo ni se demuestra sola), absolutamente siempre verá las sinrazones que se extienden en la sociedad (Si bastantes medios de manipulación-pillos no las ven, ¡ya sabéis por qué!)
La falta de verdad (eso, mentira, para que no sea tomada en las acciones) no es el problema; el verdadero problema es que la mentira se proteja a través de confusiones e intereses dominantes en facilitadas negligencias a la razón (un"dejarse caer maltratando a la ética en ellos") y se calle por ti. Es un vencerse a la mentira, un venderse a los buenismos que pone en marcha la mentira o el mal; es ahí ya un colaborar para que no se ame a la verdad ni a Dios porque las mentiras te atrapan (y a tu alma) más en su seducción, en su idolatración, en su bonito montaje del mal.

1 comentario:

José Repiso dijo...

En resumen o en claro:

Que falte luz no es el problema de fondo en ningún sitio,

sino que, cuando llegue la luz cuando sea a través de bien o de razón,

la escupas

sencillamente porque ya amas a la oscuridad

(amas a las confusiones, a los mecanismos de mentiras que dan muchas rentabilidades, amas a todos los negocios que se hacen en la GRAN CASA DE LADRONES,sí, y todo ello casi desapercibida o inconscientemente)