--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 15 de agosto de 2017

Las conciencia se despierta y luego SE DUERME (lo que ocurre de muchas cosas mediáticas ahora) si le falta RENUNCIAR A LO QUE LE MANIPULA-CONFUNDE (o sea, un sentido del valorar o crítico o de aclaración). Sí,la conciencia no sirve de nada si tú sigues favoreciendo a la confusión-sinrazón o a cualquier camino y jamás al que aclara (que garantiza objetivamente no manipulación).
Cualquier camino antes de empezarlo te exige el no cambiarlo para que lo termines o llegues a su destino leal y dignamente; sí, de lo contrario ninguneas al camino al incumplir tu palabra de que lo seguirías y, además, a ti mismo porque "arrojas la toalla" sobre los esfuerzos que requieren cualquier meta o lucha en la vida. Pues lo que no importa, nunca se lucha. Así que, si la ética te importa, pues se lucha (ésa es la prueba que la evidencia).
Los políticos, los escritores, etc. y sus métodos de valoración pueden ADAPTARSE al camino de la no-ética y sus resultados inevitablemente serán una buena fachada de premios y de trajineos megaeditoriales (que ya la da la ostentación-derroche del disfraz corrupto o no-ético) pero podrida por dentro.
La vida, la literatura o el arte tienen que ser libres, y no adaptarse a nada dominante que les dé viles ventajas frente a otro que lucha sin esos abrigos

1 comentario:

José Repiso dijo...

EL CAMINO DEL BIEN

Cuando alguien de bien ve al mal, siempre piensa que tal mal es cambiable-mejorable y que, para hacerlo, hay que APORTAR (no estar pasivo) algo que mejora y no confunda;
y eso es luz, aclaración del esfuerzo racional,
y no otra cosa u otro camino, el cual siempre engaña.