------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

viernes, 16 de junio de 2017

Lo que garantiza que en el mundo haya mentiras es que tú aún sigas siendo seguidor de mentirosos. Sí, a lo claro, no existe dictadura sin sus seguidores, eso es, ni siquiera mal alguno. Y el motivo de ello es que no se fortalece la conciencia (sin esfuerzo de responsabilidad por tu parte o sin tu elegido apego solo al bien ético-racional, o al que lo demuestra sin trampas de sinrazón). Pero, en el fondo, el determinante de este motivo (objetivamente destructor) eres solo tú, tú, tú en esencia de tú, con tu voluntad, nada más.

Si la razón-ética no se beneficia de ti,  ¡no vayas después a echarle la culpa a que estás solo o a que eres pobre o a que presumiblemente el alcalde  te engaña o a que eres de tal humilde religión-ideología o a que los seres vivos son imperfectos!, no, no, ¡nunca!  Los resultados son la verdad.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Erróneamente el bien puede utilizarse confundiendo al bien.

Erróneamente el bien puede utilizarse inventándose (y no demostrando) un bien.

Erróneamente el bien puede utilizarse para beneficiar a un mal; luego, es una burla,
en cuanto es el mal el mayor beneficiario.

Erróneamente el bien puede utilizarse para aventajar a una particularidad; por lo que ya no todos nacen iguales ante el bien, sino con ventajas. Ni todos son iguales hermanos ante Dios, sino unos ya serían sub-hermanos.