--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 12 de abril de 2017

Todo error está basado en que no se conoce ni se reconoce el no-error, o sea, en un distanciamiento de la verdad, en un huir de la verdad causado por uno u otro poder social (siendo un poder social la capacidad de imponer confusión, eso en precisión, no de poner-ofrecer sin arbitrios o libremente a razón la claridad del no-error), por lo que es un  dirigismo.
Sí, tal dirigismo, porque se produce únicamente por las presiones y por las extensiones de poderes, cuenta ya con todos los recursos excusando todas las sinrazones a favor de un PROTAGONISMO IMPERANTE (intolerante a la verdad) DE SUS SERVIDORES, siempre inevitablemente interesados en los mensajes-"estudios de imposición,sí, por ser sobreprotegidos en inercia sí o sí en sociedad".
Es decir, para las retóricas de sinrazón o para los ornamentos del mal, a servidumbre aplastante, se les da todo y, para el que quiere alumbrar algo a limpísimo juego limpio de saber no ser un corrupto, no engañar (de saber vivir o perderlo todo por eso), no hay ni pan ni agua.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Los ORNAMENTOS DEL MAL cuentan CON TODOS LOS RECURSOS, con todos los tesoros, con todos los alimentos, con todos los SEGUIDORES, con todos los medios de manipulación, con todos espacios para respirar..., en cambio, para el que a solo corazón o a solo razón aclara las cosas (y denuncia o se enfrenta las sinrazones, o les dice a la cara lo que son) no hay ni pan ni agua, nada.


(ORNAMENTO DE MAL es que evita la precisión del bien, o sea, que huye de la razón-verdad)