--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 3 de abril de 2017

Siempre  para hablar de la verdad,   primero hay que buscarla, claro, pero la verdad unicamente se busca con la razón. Lo que pasa es que muchos la quieren buscar con todo menos con la razón (al dar de lado a quien la demuestra) o la dan ya por hecha con sus espectáculos mediáticos o chovinistas, sí, la dan ya SIN CONCIENCIA DE VERDAD, o muy hecha o dictada al baile de sus conveniencias o de los intereses predominantes.
Eso dicho a las claras es matar, producir absolutamente todos los elementos del engaño  por la corrupción y hacia la criminalidad
La injusticia sólo empieza en el DESPRECIO a la verdad (porque se impide a quien la demuestra). Si la desprecias y no eres consecuente con ella, estás destruyendo siempre digas lo que digas. Y el que es consecuente con la verdad-bien-respeto ético, jamás esquiva razón o al que la demuestra en o por conciencia.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

Respetar, cuando tú tienes valores éticos sostenidos en razón (no en porque sí), en ese contexto, el respeto es una consecuencia tuya individual con esos valores; pero el respeto, en el contexto de los grandes intereses y poderes, funciona de otra forma contraria e indica consecuentemente obedecer a sus leyes -es un respeto dirigido, no a tu libre albedrío de sentimientos e ideales-, a sus reglas, a sus dictados, a su situación privilegiada. Por eso, lo que ellos crean, en evidencia, está creado prioritariamente para ser obedecido: las normas están hechas PARA SER OBEDECIDAS, SUS ESTADOS DE PRIVILEGIO PARA SER OBEDECIDOS, ETC
-----------------------
El respeto es consentimiento ilimitado e incondicional...
El respeto en ese contexto es consubstancial a la obediencia: la norma no se ama, sino se obedece; y lo establecido no se ama, sino se obedece. Entonces, si quieres respetar lo establecido de ellos, pues has de obedecer lo establecido, si no, no lo respetas. Es decir, directamente te incultan o "te obligan culturalmente" a la obediencia a través del respeto.

Más claro, a todo poder no lo pone en riesgo o en peligro el que lo amen o no le amen, el que lo respeten con amor o no, sino únicamente que no lo obedezcan. Por eso el respeto inculcado durante toda la historia por cualquier poder es un respeto consubstancial a la OBEDIENCIA. O sea, es un "respeto dirigido" y no libre (algo contraproducente al bien, que ha de ser voluntariamente y decidido desde el interior o del alma de una forma plenamente libre: decidido por ti).

22 de junio de 2012

José Repiso dijo...

Ellos siempre tienen alguna o bastante dignidad de una manera o de otra -robándola o utilizando todos los trucos antiéticos posibles-; sin embargo, no se acuerdan del que nunca se le ha permitido, de los millones de esfuerzos y de sobrealientos -me gustaría que ellos afrontaran SOLO UNO de esos a ver qué pasaba- que he tenido que sobrellevar y que ellos jamás, con probación por mi parte y con sinrazón terca-miserable por la de ellos.

¡Qué fácil es lo fácil!, para cualquier cosa que ellos cogen tan fácil, a mi siempre me ha supuesto demasiada lucha a incontables obstáculos.

14 de junio de 2012, 13:13 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Desde que nací he destinado el 90 por ciento de mis recursos -de mi pan, de mis deberes éticos con renuncias y de mis sobreesfuerzos- en ayudar objetivamente a los demás; y al final, para no me permitan nada de dignidad, ni la mínima, ni la de un genocida siquiera.

14 de junio de 2012, 13:20 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Hay pruebas suficientes -con documenntos y escritos publicados- que ya a mis 14 años ya estaba luchando por las causas esenciales de la sociedad: lucha contra la desigualdad de género, lucha contra la desigualdad social y lucha por la aplicación de los derechos humanos.

Mientras que algunos que empezaron hace cuatro días ya los sobreprotegen con todos los piropos, recursos y facilidades.

¡Qué miseria interior tienen!, ¡qué asco de lo que hacen!

14 de junio de 2012, 13:27 Eliminar

José Repiso dijo...

Si tú no valoras en conciencia la verdad, jamás la verdad existirá por ti.
Si tú no valoras en conciencia al que demuestra la razón por la verdad, la verdad jamás existirá por ti. Eso es, por ti solo existirá el negocio futbolero, el lameculismo social que disimula todo y lo impide, lo mediático del confundir, etc


Eso es, valorar es la esencia del bien (siendo valorar asunto solo de ser tú consciente de la necesidad de valorar a la razón por encima de otras cosas o trucos); y si no quieres aportar razón-luz, por lo menos no la impidas o la des de lado o seas así destructivo.

José Repiso dijo...

SOBRE LEMAS FACILONES QUE SE DIFUNDEN:

Ningún supuesto lema ético puede ser incompatible con los principios éticos en general; así es, sobre estos se intentan montar o inventar lemas personales, parciales y, sobre todo, emocionales. Un lema emocional es muy bonito y muy fácil de "vender" para que triunfe (yo, en un minuto, os puedo sacar dos o tres: "piensa en ti más que nunca", "dale un beso a todos", "cree solo en tu destino"...) , por eso es una demagogia, sí, un facilismo. Lo importante es que haya mucho analizado en responsabilidad sobre un lema que quieres dar COMO EJEMPLO A LA SOCIEDAD. Sí, eso es muy serio. No se puede improvisar con un lema cualquiera para su difusión ejemplar y pública, porque tiene sus consecuencias como todo

19 de septiembre de 2011

A los más débiles SIEMPRE les toca perder los derroches, los descuidos y los abusos de imposición que SIEMPRE hacen los que tienen poder y privilegios. Pero a los débiles, ¿QUIÉN LOS DEFIENDE?, pues quien arriesga el alma y el pellejo por ellos, o sea, no se defienden desde la comodidad y con grandes lemas o palabritas, sino desde la implicación o desde el hondo compromiso. Pero, desde lo cómodo, sin arriesgarse a nada, sin sacrificio alguno, sin molestarse en nada, sin gritar o sin protestar decididamente nunca, ¡nunca los intelectuales españoles! que siempre objetivamente HAN EVITADO a quien demuestra ética y razón, ¡la tontal crueldad!

9 de septiembre de 2011

Absolutamente ningún medio de manipulación español ha permitido mi libertad de expresión (porque nunca he tenido cobertura en ellos), mientras todos los demás del Universo sí,
absolutamente ninguna revista española me ha permitido la libertad de expresión,
absolutamente ningún grupo (literario, político...) me ha permitido la libertad de expresión...

o sea, mi libertad de expresión ha estado absolutamente exterminada por ellos, un exterminio único en toda la historia, los santos criminales del respeto, los Hdp españoles.

19 de junio de 2012


Detrás de mis trabajos, irrebatible e inevitablemente, hay miles de esfuerzos generados únicamente -en desprotección- por mí. Como si a una persona que estuviera toda la vida trabajando y le dieran un tiro en la nuca como compensación; así. 28 de diciembre de 2012 16:10 José Repiso dijo... La mediación, la intelectualidad nazi, la putrefacción y la política española solo funcionan por: LA SORDERA DE CONVENIENCIA O DE EXTERMINACIÓN NAZI. La cual consiste en escuchar todas las mentiras que existen -sembrarlas y solo alimentarlas sin fin- y lo demás... pues a exterminarlo, ya que no conviene a los nazis escritores españoles, no da negocio de mentira o de imposición o de putrefacción de la intolerancia que demuestran.

- Nunca una persona que he admirado por su coherencia les han dado nada, jamás han apoyado a una de esas personas, jamás he visto humanidad entre tanto nazismo de alma que totalmente demuestran. 29 de diciembre de 2012

12 de agosto de 2014,


José Repiso dijo...

Tu legimitidad (o tu autoridad de respeto o de razón) ya es ilegítima al ser cruel e incoherente (si tú exiges lo justo cuando, precisamente tú, estás aplicando lo injusto). Exacto, un país no puede condenar la apología del terrorismo cuando, objetivamente, está haciendo todos los días una apología del maltrato animal o de otros maltratos, claro, cuando además ya ha hecho él una apología del terrorismo máximo que es una dictadura

Cuando una sola persona fomenta sinrazón es que nadie la ha ayudado y eso quiere decir que, en realidad, no se ha fomentado la sinrazón; pero, si ya es un corporativismo o un país, es que la corrupción, las apologías de la sinrazón y la crueldad en su máximo engaño o disimulo se fomentan.

2 de abril de 2017, 16:42 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Nadie tiene por qué (por su propia estrategia interesada, su propia imposición o por su intolerancia) limitar la LIBERTAD DE EXPRESIÓN a nadie, ¡a nadie!, ni presionar para que se limite por su propia estrategia interesada o por su parecer de opinión.

Asimismo, ningún valor ético es limitable por ti ni por ¡nadie!

Eso es, porque si no siempre se limitarán bajo unos pareceres arbitrarios u otros.

17 de junio de 2015

Eso de que la libertad termina donde empieza la del otro es un mito, frase bonita o hecha o muletilla, muy falsa o simple o idiota total.

La libertad de uno empieza en uno y termina en uno.
la dignidad de uno empieza en uno y termina en uno.
El amor de uno empieza en uno y termina en uno. (Y así todo)


Lo que sí se puede decir es que a ninguno le limiten arbitramente su libertad (ni usando para ello la libertad de otros o de Estados)

17 de junio de 2015

Todo lo que tenga poder (medios de manipulación, poder político, financiero, etc) intentará callar por sus intereses (diciendo que los otros son los malos, o los que insultan, etc) a los que les señalen y les condenen éticamente todo lo que hacen de daño con su poder.

---


¿Quiénes son los violentos?, ¿los que roban o los que no se dejan robar en defensa propia?
¿Quién es el insultador? ¿el perro que te muerde o tú que has pisado bastante al perro?,
¿Quién es el insultador?, ¿quien hace una ley criminal o el que la desobedece obligatoriamente porque tiene que obedecer primero a su conciencia?
¿Quién es el violento?, ¿el que grita "paz y dignidad" o tú que se la quitas?
La Biblia está hecha objetivamente de un cien por cien de insultos, pues no hay mal al que no se le insulte, y en la Biblia para todo mal ya hay un castigo, y al que molestó a Dios ya tuvo recibido el más grande insulto de aquéllos tiempos, ¡basta de fantásticos interpretadores de caras duras!

http://manipulacionqueseayuda.blogspot.com.es/

17 de junio de 2015, 16:20