------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

miércoles, 19 de abril de 2017

Al no haber molestado o contravenido a los poderes sin nunca ética, por lógica y sin pisotear a la verdad, ellos (claro, los intelectuales españoles) son un producto o un diseño de eso, fundando mensajes (con falsedad total) buenistas, sensibilistas, etc. irremediablemente.
Todas las sinrazones interesan o todas dan buenos beneficios a partir de la desigualdad y de la indignidad  (pues de la igualdad o del reconocer la razón, al no haber posicionabilidad de poder "en desigualdad", no son posibles rentabilidades individuales o grupistas);  por lo tanto, van a seguir apoyándolas, por tal negocio implacable a justificaciones de todo, a almas vendidas y, los escrúpulos, a cotorreos, les resbalan.
Han vivido con la comodidad o con las "formas" del consentir siempre la sinrazón; eso significa que jamás en verdad han respetado nada o que siempre han ido asesinando a la misma ética.
Solo incumplen el bien los que no quieren la verdad (pues solo quieren sus reglas y les perjudica para hacer egolatría y dinero)
Tu tener alma es lo que exiges de alma (verdad) y lo que reprochas de mal o de mentira. Los grandes males (dictaduras, abusos, creadores de crisis) estuvieron absolutamente amparados por los que van de sensibles-cultistas como cortina de humo (esos aprovechados y reservados que, con labia y "escenario-retórica pilla de buenismo", arrebañaban los recursos de todos)

2 comentarios:

José Repiso dijo...

"No importa cuantas palabras sagradas hayas leído, no importa cuantas has dicho. No sirven de nada si no actúas de acuerdo a ellas". Buda.

LAS PALABRAS, SI QUIEREN SERVIR A LA VERDAD-LIBERTAD-HONESTIDAD, no pueden ir ornamentadas de mentiras, de rodeos o de enturbiamientos, sino solo de directa verdad y de directos brillos de realidad (lo mismo la política, la poesía,etc, sin ornamentos que ponen cómodo al poder para recibir clonación de condescendencia y premios).
El vocabulario (el que no es aceptado a conveniencia por el hipócrita-corrupto) es lícito, honesto, bueno o justísimo si va dirigido no callar ni esclavizar a la verdad; y ha de ser lo más acusatorio si acusas sin teatros a injusticias, ni más ni menos. Al que le guste darles ornamentos de mentira a la verdad, pues ¡miente como un miserable bellaco o vendido!

22 de diciembre de 2013

---

El bien jamás admite indiferencias (ni excusas ni frivolidades): o lo proteges o lo matas.
Es igual a tu salud, o es igual a la razón-ética, o es igual al medio ambiente.
Tú proteges al bien (o al que aporta razón-ética) o lo matas; así solo es eso o así solo funciona objetivamente.
http://luchartieneunsentido.blogspot.com.es/
Si tú atiendes primero al que confunde, al que mediatiza la confusión o la sinrazón o al que impide reconocer la razón-ética,¡ya estás impidiendo la razón-ética-bien!, sí, ¡tú eres un monstruo! por mucho que salgas en la tele, te respaldes cobardemente de lo dominante, de poderes o de sinrazones, así es, digas lo que digas con tu pillería manipuladora o te guste o no te guste a conveniencias

25 de octubre de 2013

José Repiso dijo...

Defender LA VIDA
conlleva miles de acciones.
Defender la RAZÓN
conlleva miles también de no amparar complicidades;
pero honesta, lamentablemente y por ética, sí, sin pisotear a la misma verdad,
ningún intelectual español lo hace en desvergüenza,
ni me probará que defiende la razón un solo segundo, sí, eso es triste y escalofriante,
y
¡es la triste realidad!