--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 15 de mayo de 2016

Los árboles siempre han de tener espacio en el bosque para que, el bosque, sea realmente (sin engaño ni trampas) bosque. Igualmente la verdad (o la probación racional) siempre ha de tener espacio en una civilización para que, tal civilización,  sea realmente (sin engaño ni trampas)  civilizada, no falsante, educada o ética.

Así es, el BIEN es ÚNICAMENTE el permitir ese espacio o el poner todas tus intenciones, acciones y recursos -sin excusas- para tal fin. Eso está más que claro y sin trampas; pero, en España, al esfuerzo racional -en coherencia- o a las reglas racionales o a probación real sin trucos no dejan ni la mínima parte de un milímetro
La coherencia (racional) tiene solo un camino y no quinientos, así que, el que haya descuidado ese jardín responsable-ético que no se le premie o se le proteja encima, porque eso es COMPLICIDAD. Y si de verdad ha de existir la justicia, primero no ha de existir que ellos salgan impunes de irresponsabilidad o corrupción ética. Más claro el agua

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Lo que dicen solo se basa en que pueden imponerlo. Buscan o persiguen poder para, de seguido, imponer sus sinrazones o intereses antiéticos; por si alguna razón -o bien- se le ocurre encararse a ellos, pues ya tienen la guardia pretoriana -o juegos sucios o campos de concentración- preparados.

Esquivan la razón (porque, si no la esquivaran, la reconocerían al menos un minuto al día), esquivan el bien, esquivan la conciencia (que atiende a la dignificación con el que demuestra, y eso no lo hacen ni un segundo), esquivan la luz (pues solo manejan intereses que, por prevalecer, tapan otros), esquivan alma y hasta Dios (pues JAMÁS le demuestran fidelidad a la verdad o a la sensatez).

El método del halago es el que reduce todo a excusa, es decir, esquiva la responsabilidad, esquiva la exigencia o el remitirte a deberes precisos -que no admiten autocomplacencias o rodeos-.

José Repiso dijo...

Si no pueden con la razón (porque les sobra para justificar todo lo que están haciendo en antiética), pues la esquivan o la intentan destruir a confusiones sin descanso.

¡Qué comodidad y qué pillería y... qué asco!

----



Ni el bien o ni la verdad o nada de lo más esencial pueden estar basados o dominados por el consenso (sería la mayor estupidez y error).

El consenso puede ser una unión de sinrazones.

Sí, la JUSTICIA de los yihadistas se basa en el consenso que ellos han hecho de la justicia; ¡y ya veis la justicia que ha salido: con lapidación de mujeres y con persecución de homosexuales!

6 de marzo de 2015


----

El consenso solo sirve para ORGANIZAR en participación democrática los servicios públicos o para elegir sus gobernantes.

Para vencer la gripe o para dejar de destruir el planeta, eso no puede estar al vaivén de algún consenso, sino la forma más correcta -que la dice la sensatez o la razón-.

6 de marzo de 2015

José Repiso dijo...



El "guardar las formas" (que siempre son las formas establecidas por lógica, o sea las impuestas por algún poder, costumbre, condescendencia al localismo-arbitrio o sinrazón) siempre garantizan el inmovilismo y todas las injusticias. Cierto, Jesucristo contra lo único que tuvo que luchar fue contra las "formas" que se imponían entonces a las órdenes de los intereses dominantes o de lo establecido por dirigismo ideológico y subjetividad.

...


Existen tres tipos de formas:
- Nuestro universo es una forma de energía y es una forma de universo (es la forma no elegible e inevitable que tienen todas las cosas).
- El patriarcado es una forma de moral elegible; pero no es racional ni ética. La sociedad (por preservar costumbres y con prioridad los deseos de cualquier poder) en el cien por cien de todos los casos se remite a ella cuando exige o impone un "guardar las formas" (con el cual ningún privilegio se pone en peligro).
- No maltratar a la naturaleza es una forma de exigencia (que siendo elegible) ya es ética y racional, y nada tiene que ver por la exigencia de otra persona, sino la que te exige la misma naturaleza para que permanezca el equilibrio y el mismo camino en proteger al bien. Aquí jamás hay que "guardar las formas" (puesto que solo hay una o un solo camino), sino hay que corresponder a la realidad con conciencia (nunca a otro ser humano con más o menos poder que te aplica).
Resumiendo las tres son: La forma no elegible, la forma que siendo elegible te exige la naturaleza y la forma que es elegible por elección humana pero te la impone cualquier sinrazón con poderes humanos (ya sea de costumbre, de presión de clase social, de patriarcado, de mercado, de machismo, de religión, de corporativismos, etc).

---


El que quiere que gane la oscuridad, se encarga de quitarles todas las posibilidades a la luz,pero¿LA LUZ SE DEJARÁ?
Sí, la luz-bien-razón no se va a dejar por nada
actuando con toda la contundencia descalificativa e indignación posibles.