------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 15 de febrero de 2016

LOS RESULTADOS ÚNICAMENTE SON LA VERDAD, los resultados sobre quien demuestra que lucha por la verdad, por los derechos humanos, etc. son únicamente la verdad. Por ejemplo, si tú vas a un país -por ejemplo, Chile- y ya Víctor Jara está siendo aplastado, aunque los demás cantantes estén llenos de mierda o de premios, aunque todos sus escritores reciban el premio Nobel o les vaya bien, ése país objetivamente es un país de monstruos y esos escritores son objetivamente unos nazis y monstruos. ¡Así de limpio y de claro!, pues los resultados, sobre el que lo da todo por la verdad, es únicamente la verdad (aunque Chile al lado de eso fuese la primera potencia del mundo  o se vista de rosa).
Más claro, si tú vas a Israel, y  Jesucristo está siendo aplastado, aunque todos los escritores fariseos reciban el Nobel o se arrastren o vendan la ética-alma por el éxito, ellos objetivamente son unos nazis
Ninguna frase es digna de que la digas si no demuestras solo racionalmente lo que dice, otra cosa no vale ni menos en ética.  Si te manipulan (de improviso o sin saberlo), ellos tienen la culpa;  pero si te siguen manipulando (y ya lo sabes o te lo están demostrando), entonces tú tienes la culpa.  Que a ti te guste decir pillamente  que haces el bien es una cosa, defenderlo o probarlo es ya decentemente lo contrario.  Ninguna verdad debe temer a alguna mentira, ¡cierto!,  ni aunque a tal mentira la defiendan cinco o diez mil -o mucho más- vendidos; porque, si no, se destruye tal base que sostiene o hace que funcione todo.   

1 comentario:

José Repiso dijo...

Desconocer una verdad (porque das de lado al que te la demuestra)
te hace ser esclavo, seguidor y protector de una mentira.

---

Mide lo que puedas medir;
y lo que no, hazlo medible con la razón
(no dejes nada al capricho irracional que DICTA un EGO).

---

La injusticia jamás se ve con los ojos de la sinrazón;
o protegiendo monstruosamente a otra cosa que no es la razón.

---

Tu hacer bien (si es verdadero) no salvará solo un bien,
sino todos. ¡NO ENGAÑES!