--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 29 de mayo de 2014

ESTRATEGIAS DE LA CRUELDAD PRACTICADA A TRAVÉS DE LA MÁSCARA DEL BUENISMO:
- Decir todos que van a ayudar a la racionalidad; pero, al final, nadie la ayuda (y siempre sí a la mediatización falsa con influencias humillantes de poder y recursos públicos).
- Decir todos que van a ayudar a la justicia social; pero, al final, el marketing, los lobbys,  los bancos y los dictados religiosos son los ÚNICOS QUE GANAN -en objetiva práctica- quedándose sola la justicia social.
- Decir todos que luchan por la libertad; pero, al final, se dejan esclavizar totalmente por demagogos -en adicción estúpida al mediático demagogo-, por encadenantes costumbres y por alineaciones -en borreguismo- opresoras de libertad o incontestables.
- Decir todos que quieren erradicar la pobreza; pero, al final, la desigualdad realmente va aumentando -y el resultado es el que vale-. Porque cada instante de sus vidas ayudan a lo mismo -en ceguedad- o a las mismas reglas del circo del poder y de sus mecanismos injustos; además, sí -con miserable ética-, desprotegiendo o maltratando al que construye racionalizando en sensatez todo y no consintiendo eso.

1 comentario:

José Repiso dijo...

Las guerras no se hacen solas, esta gran crisis no se ha hecho sola, el hambre o la desigualdad no se hace sola -tiene en evidencia causantes entre los cuales están los que ayudan a los que más directamente las causan-, la droga no se vende sola, las miles de contaminaciones no se hacen solas, las especulaciones que repercuten en todos no se hacen solas, la prostitución de miles de niños no se hace sola, etc. Y jamás, objetivamente, puede hacerse alguna de esas cosas con unas pocas personas, sino con millones, así es pese a los lameculos mediáticos -como Bono y otros- piropeando a todos para sacar tajada de imagen y beneficios.

---


Nunca, absolutamente nunca se me ha defendido un derecho en España; nunca, absolutamente nunca he tenido un segundo -ni se me ha permitido nunca- de dignidad en España; nunca, absolutamente nunca se me ha demostrado algo ético en España; nunca, absolutamente nunca he visto algo humano -de verdadero fondo humano, sin trucos- en España. La única misión, objetivo y alma que tengo en esta vida en NUNCA MENTIR; así que es eso únicamente lo que debo hacer, o sea, realizar mi alma: no mentir. Si hay nazismos, allá ellos con sus nazismos...


29 noviembre 2012