--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 19 de diciembre de 2012

No hay medio de manipulación ni escritor de manipulación que no tenga este objetivo -no la razón ni la ética ni otra cosa-: buenizar el horror objetivo que hacen. Y así van robando todos los recursos, dignidades y... !todo!, a crueldad plena y bien colada a toda hipocresía, como otra cosa.
Ahora están especulando sobre por qué los autores de los tiroteos en EE.UU. hacen eso con tantas armas, unos dicen X y otros dicen Z, el rollo es ese, puesto que las armas las deben tener los sensaticos.

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Los peores tiroteos son los que hacen ellos, pues los preparan en comisión para plazo eterno, a lo HdP o más.

José Repiso dijo...

La mente de los malnacidos está llena totalmente de mierda, de "yo me lo guiso, yo me lo como", de tópicos mediatizados y de putrefacción literaria impuesta.

Lo de "a grandes problemas, grandes remedios" es, por ejemplo, una gran mentira; porque -racionalmente- un gran problema solo necesita su solución exacta sea pequeña, sencilla o grande, la que es suya, la que únicamente le corresponde.

Sí, la mayoría de las veces un gran problema tiene un sencillo remedio pero... ¡no lo permiten!

Lo que tienen y tendrán ellos es que no permiten ni lo grande ni lo pequeño ni nada, los estúpidos y el total ignorante de la mediación ¡no permite nada!

José Repiso dijo...

Un 99% de lo que un ciudadano o un niño recibe de inculcación o de mediatización diaria es mentira total, y juro por mi honor que se demuestra hasta el último detalle -es decir, es algo objetivo-; pero... ¡no lo permiten!, permiten solo el vacío ético-racional mental y el hijoputismo total buenizado con buena mierda.

José Repiso dijo...

La "banca" -o la usura- siempre gana sobre el que trabaja o sobre la honradez, el que impone siempre gana sobre el que demuestra, el mediático de las mil caras -objetivamente el más cruel- siempre gana sobre cualquier esfuerzo o humildad, y el gobernante protector de lo más poderoso -o simpatizante de los más poderosos- siempre gana sobre los demás.
Esto es lo que hay de mierda total irreversible, ¡a lo que tú ayudas!