--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 23 de septiembre de 2012

Ni el mundo islámico es un santico (puesto que tiene miles de errores: falta de derechos, discriminaciones, la conversión intolerante, etc.) ni el mundo católico. Ni aun el budista. Sí, son mundos de jerarquías de poder -o sea, que únicamente a través de lo religioso han adquirido unos mucho poder- que buscan a quienes les protejan ante todo con premiación o buena integración a cambio.

Teniendo en cuenta eso, una causa patriótica mueve a un solo país pero, la causa religiosa, mueve a muchos, o mueve a DEMASIADOS FANÁTICOS en suma hacia acciones que pueden ser, a su vez, muy desproporcionadas o descontroladas.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Por muy buena imagen que quieran dar -o imponer- del mundo islámico, éste tiene muchas manchas en el buen comportarse humano; y, asimismo, por muy buena imagen que quieran dar del mundo católico o budista, también tienen errores incallables o no impunes.

Porque un imperfecto, aunque crea, sigue siendo un miserable imperfecto hacia graves consecuencias; y porque un fanático, aunque tenga poder, sigue siendo un miserable fanático.

Pero, ellos, siguen con lo suyo, creyéndose superiores o más que los demás (los católicos se creen más que los musulmanes y vicerversa) mandando ejecutar o discriminar en dignidad, con utilizada voz de Dios, sí, pero con cabezas mortales de estúpidos.

José Repiso dijo...

Si un musulmán se cree más que un cristiano o un católico, es un majareta o un loco o una bestia que nunca llegará a entender nada.
Si, igualmente, un seudocristiano -con el aire de dioses o de elegidos que algunos se dan mirando hacia abajo a sus semejantes- se cree más que un budista es que le ha afectado la egocracia demasiado.

José Repiso dijo...

En España -en cerebralismo alineado o aborregado o bestializado - nunca se ayuda a vivir o nunca se permite vivir a quien lucha por la verdad o por la libertad.
En todos los países del mundo hay ejemplos de personas como Darwin, Lutero, etc. que si fueron ayudados a vivir; pero en España no hay objetivamente ni un ejemplo de alguien que luchara por la libertad -sin implicación patriótica, que es conveniencia- y que le hicieran la vida posible.

Y ya la dignidad... ni la entienden, no saben lo que es de tanto pisotearla.

Solo saben cotorrear en los medios y solo mentir y pudrirlo todo, más aún.