--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 1 de diciembre de 2011

La única base para que una persona tenga inteligencia, tenga razón o tenga ética es el apoyar -reconociendo, aceptando y protegiendo- a lo que demuestra o al que demuestra (y se sabe porque racionalmente no se puede rebatir, es decir, que ha utilizado las reglas racionales tan esforzada y estrictamente que no se puede rebatir).Así pues, todo lo que se separa de eso es juego sucio, juego sucio que se vale de apariencias (de mentiras, de "hacer la pelota", de servirse de influencias, de simpatías demagógicas y alineantes, de algún poder en definitiva para encubrir su suciedad ética).

4 comentarios:

José Repiso dijo...

"Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso".

Paul Valéry

José Repiso dijo...

El que censura o infravalora eso, puede decir astutamente mil veces que es ético, pero nunca -en realidad- lo es.
Y, en consecuencia, solo DAÑA; porque todos los daños tienen sus raíces en esa infravaloración.

Vinelli dijo...

pues a ti te han censurado los espanoles toda la vida, que no es poco,
¿y cómo se digiere eso éticamente?....

saludos amigo

José Repiso dijo...

Las injusticias no las realizan los poderosos SOLO hacia los que no lo son -eso se han grabado todos en conveniencia perversa e hipócrita-.
Sí, todos hacen injusticias y se aprovechan de ellas; pero, cuando se las hace un poderoso, tienen menos recursos en defensa contra él, y... actúan en victimismo.

Y cuando hay que ayudar a lo que racionalmente hay que ayudar, ¡nunca lo hacen!, se pegan a los HdP mediáticos con bonita palabrería siempre.