--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 19 de octubre de 2011

La CONCIENCIA es la relación que existe entre tu ACCIÓN, tu RECONOCER y tu RESPONSABILIDAD; es decir, es un darte cuenta de lo que haces, es COMPRENDER tu hecho o un hecho humano cualquiera en las consecuencias que tiene sobre los demás de daño o de incivilidad.
Por ello, todas tus acciones ineludiblemente deben pasar el EXAMEN -autocrítico- de si han cumplido con los VALORES ÉTICOS, claro, para COMPRENDER TU ACCIÓN ÉTICAMENTE.

Errores frecuentes:
- No comprender ni decidir por ti mismo, o sea, no ser tú mismo ya no afrontando tu responsabilidad (la ALINEACIÓN).
- Ignorar tus hechos a conveniencia -olvido interesado- o los hechos de los demás que se dan en una sociedad donde tú tienes tus deberes y exigencias, o tu parte responsable (la INDIFERENCIA).
- No actuar siquiera ante las acciones no éticas o denigrantes que ves, por evitar cualquier esfuerzo o molestia y, así, coger -si se puede- algún beneficio (la PASIVIDAD).

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Pasar de largo a las consecuencias de tus propios hechos, a los esfuerzos de quien demuestra y a quien te da los imprescindibles conocimientos NUNCA ES ÉTICA, y sí algo de tu crueldad.

Vinelli dijo...

hay un absoluto desprecio a quien demuestra como vos, al que tiene ética o algo semejante, y no sirve de nada concienciar a cuchis...
saludos