--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 29 de octubre de 2010

Los medios de comunicación son ya una multinacional donde NO HAY cabida a la razón, a la veneración de ésta porque unas reglas imparciales prevalezcan -por justicia-, a un respetar su base que es el demostrar y el permitir la contraargumentación: SON TODOS LOS INTERESES DE LA SOCIEDAD Y NADA -puesto que los que tienen más recursos y más astucia ESTÁN Y ESTARÁN SIEMPRE en la "Jet set" internáutica en un predominio a partir de ahora-. Y eso, en efecto, produce sólo mentira inevitable y también cualquier mentira que se hace pasar con éxito por verdad -lo que es ahora en frialdad el poder infinito de la mentira-; o sea, total o infinita mentira -GRACIAS SÓLO A ELLOS- al no aceptar intolerantemente lo que se demuestra porque, los intelectuales, entran en el juego del no aceptar las reglas de la razón y, al servicio de una determinada maquinaria de sinrazón e injusticia, astutamente cada instante elaboran "una seudoverdad impuesta", la cual encaja perfectamente en su predispuesta multinacional -sin límites y sin oposición alguna, ya que la exterminan al mínimo intento de existir- de mentiras.

7 comentarios:

José Repiso dijo...

- Un país tiene 4 millones de ciudadanos que tienen trabajo y que "están bien" y, por otra parte, unos 3 millones que están en paro y, de estos, muchos en la miseria; pues bien, por encuestas, por astucia mediática -o incluso por voz de mayoría o democrática-, ese país puede venderse mediáticamente que "está bien" o jugar a eso.

- Otro asunto: En una época de crisis, absolutamente todos van a recibir menos ayuda del Estado; por lo tanto, TODOS VAN A RECIBIR MENOS BENEFICIOS -por absoluta lógica-; pues bien, hay unos que, en victimismo que presiona y en conveniencia, no quieren estar "en todos", no, sino egoístamente en el privilegio del tener un contrato del mismo Estado "con los mismos beneficios salariales", si no van al Tribunal Constitucional que hoy en día se engaña -a presión social- muy fácil -sólo con sostener que "es un derecho que el Estado les dé la mismísima protección o la mismísima leche de tal teta que ahora, para todos, está famélica-".

José Repiso dijo...

Antes de la crisis, del 'boom' inmobiliario y de la especulación, MUCHOS COGIERON UNOS GRANDES BENEFICIOS -claro, eso es irrebatible-; por lo tanto, existieron UNOS BENEFICIOS COGIDOS. Ahora pensad en eso unas horas, o unas semanas, no corre -no- prisa, pensad que habían unos BENEFICIOS COGIDOS, muy, muy cogidos, por ellos que, aunque pasara luego una eternidad, esos beneficios estaban ya cogidos - al disfrute- por ellos.
Pensad, sí, otras semanas en eso, no corre prisa para que os déis cuenta, pensad en "cogidos beneficios de tal manera", a costa de la total sociedad, de millones de personas humildes que después quedarían en insolvencia ante desproporcionadas hipotecas, a costa de eso, de especulaciones y de una revaluación-devaluación inexorable de productos de primera necesidad -la vivienda lo es-, etc.

Pues bien, ahora, precisamente ahora, tras la crisis, todos en conveniencia dicen que pierden. ¿Perder?; sí, pierde el engañado PERO NUNCA el que disfrutó -o disfruta- lo cogido.

José Repiso dijo...

Para ser sensato y justo con todos, NUNCA se puede -para eso- utilizar unos criterios de demagogia -o de elogio buscando ciertas acciones bonitas, que todos las tienen- hacia una parte, sino pensar -en demostración- únicamente en los errores cometidos que, por ellos, todos -y unos más que otros- están en una situación errónea -o injusta para todos-.

José Repiso dijo...

Ellos, los mismos, esos a los que me refiero aquí, NO HAN AYUDADO A CONTRARRESTAR LOS PROBLEMAS más graves del país (que son la crisis, la violencia y la manipulación), sino a CREAR miles de problemas MÁS con su "todo vale", con sus confusiones, con sus mentiras, con sus cortinas de humo, con sus "guerras" mediáticas por tonterías, con sus destrucciones de los valores éticos, etc.


Y, siempre, absolutamente siempre -cada minuto de sus vidas- AYUDAN -injustamente- AL SINVERGÜENZA (al que no demuestra nada, al que no aclara nada, al que no se contrapone a la injusticia más grave, al vividor a costa de la dignidad de otro, al negacionista, al que no reconoce alguna mínima dignidad, etc.) y, luego, paradójicamente, hablan de justicia o piden... justicia.

José Repiso dijo...

El Estado, económicamente, funciona como una gran empresa pública cuyos beneficios son "de todos los ciudadanos" que forman ese Estado; beneficios en forma de:
subvenciones, servicios públicos, enseñanza, sanidad, etc.
Así es, si la riqueza o la recaudación o la producción de esa gran empresa ya es menor por una crisis, pues por igual todos deben tener menos beneficios, no unos sí y otros -en privilegio- no.

Pero, en efecto, hay mala voluntad de muchos o grandes abusos; por ejemplo, por un resfriado se puede trabajar -controlando la fiebre- perfectamente sin que ello afecte a la salud en un futuro, por un dolor de cabeza es innecesario utilizar los servicios públicos de salud, una vía pública que poco se utiliza no es necesario que se arregle todos los años, no es necesario derrochar tanto el agua, ni la luz, etc.

Cima dijo...

En mi pais murio Nestor Kirchner, y estamos en duelo, no creo que todos, pero la gran mayoria. seguro que hay muchisima gente que esta por debajo del limite de pobreza, y debe ser dificil llegar a cubrir todas las espectativas.
Lo que tenemos q entender tambien, que mas allá de tener un gran papá, es tener ganas de no caer, ganas de creer y ganas de amar, que son cosas que no las enseña la escuela, pero si esto se puede enseñar un los hogares.
Ojalá algun día podamos ser un mundo con un unico interes: el amor
buen blog
saludos

José Repiso dijo...

Gracias, Cima, tienes algo muy claro que es muy cierto: La escuela tiene la misión de enseñar pero, en verdad, enseña lo que sabe enseñar -influida por valores interesados- y también lo que le permiten enseñar -por ejemplo, unos padres con el coco comido por un excesivo puritanismo "matarían a los maestros" si se atrevieran a hablar de sexo a sus hijos-.

Cima, sí, casi todo lo actual era antes totalmente imposible y el pensarlo "de locos"; sin embargo, lo tenemos. A los cerrados de mentes, hay que abrírselas con mucha paciencia y... esfuerzo; ten en cuenta que estos mendrugos son así, de naturaleza mendrugona, podríamos señalar.

Un abrazo