--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 3 de octubre de 2010

Guyana

www.20minutos.es/noticia/467298/0/exorcismo/mujer/muere/

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Al débil siempre se le destruye o se le puede destruir... todo; al fuerte o al poderoso, por el contrario, no: siempre le quedan ésos o aquéllos recursos y aliados-"esclavos" (obecientes a él).
Y, con eso, inevitablemente se excede, unas veces más y otras veces menos: pisotea dignidades.

Los medios económicos, los medios políticos o los medios de comunicación son, ante todo, medios de poder que se favorecen siempre en sus intereses y, además, por lo dicho, se exceden en aquéllos que... estorban a sus intereses.

José Repiso dijo...

Hay unos que no me han aplicado ni un sólo segundo de mi vida "lo justo" (lo que no se ha de hacer absolutamente nunca en ningún ser humano del mundo, pues es sin duda una total destrucción sin algún valor ético); entonces, si no han aplicado "lo justo" indiscriminadamente, claro, en una justa tabla rasa moral, ¿qué veracidad ética tienen cuando hablan de "lo justo" una vez y otra en tal perversa falsedad?

José Repiso dijo...

Mis detractores son estúpidos hasta para insultarme; ¡hombre!, al menos en eso podrían ser un poco más "acertados", un poco.

Uno me dice que soy prepotente. Bien, el prepotente es alguien que busca poder, que se hace con recursos para serlo (por lo que es egocéntrico y avaricioso, codicioso), que busca a otros con poder para que con tal apoyo él tenerlo, que no es nunca humilde sino soberbio, que no es generoso -no da nada-, que depravadamente engaña para salirse con la suya, etc.

¡Ahí está!, justo lo que yo odio, y lo que me da asco, es decir, lo que no aguantaría ni un sólo segundo al lado de uno de esos; entonces, ¿está ido de sí tal detractor?, ¿ha bebido?, ¿lo hace por simple odio?, ¿atiende a algo ético?, ¿aprecia algo que no sea el decir por el decir o por espantada?, ¿es eso lo gratuito de la siempre sinrazón y del destruir porque sí?.....

Uno sólo es lo que es: sus hechos, lo que demuestra, lo que defiende y lo que no consiente; ¡nunca LO QUE DICEN!