--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 18 de octubre de 2010

Esos tapadores y negadores de la verdad y de los conocimientos ÚNICAMENTE son los que garantizan el juego sucio del "todo vale" (para alimentar siempre injusticias).
.el-pib-mundial-y-la-miseria

5 comentarios:

Daniel Aníbal Galatro dijo...

Estimado José: realmente los temas que tratas son fundamentales para recuperar una cultura humanista en la que el ser humano esté por encima de todas las cosas mundanas, al menos para los demás seres humanos. Pero siempre el hombre ha sido el peor enemigo de los otros hombres. Tu trabajo y el nuestro intentan encauzar los comportamientos hacia otros rumbos más dignos. Por eso siempre apoyamos tu labor y bebemos de las fuentes que propones. Gracias por tu trabajo permanente y felicitaciones desde el fondo de nuestro corazón.
Olga Román y Daniel Galatro
El Mundo de Olga y Daniel
Esquel - Chubut - Argentina

Luis Laborda dijo...

Desde nuestro encuento, hace algunos años en un desaparecido diario de Canadá, tengo el placer de seguir el trabajo de José y su empecinamiento con la verdad. No hay alegrías o tristezas, certezas o dudas, cercanías o lejanías que no se enoblezcan con la escritura de alguien que, como él, hace de cada letra un trazo de de noble verdad. Aliento a mi amigo a seguir con su tarea de reflejar lo que otros callan, sabiendo que su voz, como la de tantos otros, iluminan los días de quienes sabemos que otro mundo es posible y lo buscamos sin pausa.

Luis Laborda
Brossard, Canadá

José Repiso dijo...

Daniel: Gracias, tú -o vos- ya comprendes "lo que significa".

- - -

Luis: Muchas cosas hay en el mundo que están inamovibles -mientras el Universo y todo se mueve-, muchas injusticias hay en el mundo que están inamovibles; pero, "no porque sí", sino porque benefician a muchos (si no, si no interesaran, en un sólo día las hubieran cambiado), eso es, a muchos y no precisamente a los que no tienen algún poder: trabajadores humildes, "inocentes", ¡los que son la mayoría de la humanidad!

Ante eso, comprenderás, amigo Luis, cada persona, cada ser humano -y, sobre todo, el que posee recursos sociales, posiciones e influencias en los medios de comunicación, participación en el poder económico o político, etc.-, como ciudadano -y determinando su responsabilidad- puede callar o no callar, actuar o no actuar, ayudar a los que tienen eso inamovible o contraponerse a ellos, sí, a sus mentiras y a sus tan inhumanas manipulaciones. Pero, en prioridad, siempre, siempre SE HA DE EMPEZAR con el esfuerzo honrado, con la valentía y con la claridad.

Y eso, claro, tiene un mérito, un honor, una verdad de... bien, un valor, un merecimiento.

Mira, amigo Luis, a mí se me ha encasillado mucho -pues encasillar es la manera más ruin y fácil de reducir y de humillar-; sin embargo, yo nunca he dicho ni he pretendido merecer ni lo grande ni la gloria ni nada, sino sólo, únicamente lo mínimo al menos, eso debido que sin más corresponde a "los que empiezan y proceden de tal manera" dicha anteriormente, y demostrando siempre -pues, en la dignidad, sin duda nadie está excluido-.

Un abrazo, Luis, y gracias por tu fidelidad de amable amigo.

Jorge Ampuero dijo...

Palabras acertadas. Felicitaciones por tu blog y tu noble entrega a las causas justas.

Saludos.

José Repiso dijo...

Gracias, Jorge. Cuando se trata de un blog neutral para la realidad o "sin compromiso ético", se hacen seguidores de él por docenas por simple curiosidad, por ansias de alguna amistad o por automatismo de estar entre muchos; pero, cuando se trata se éste las reticencias son demasiadas porque ya se trata de un tipo de adhesión crítico o de romper con la indiferencia.
Por eso, siempre sobrevaloro y agradezco profundamente también cualquier palabra de apoyo o no - ya con una nueva argumentación-.
Gracias