--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 23 de diciembre de 2019

¿QUÉ HACES TÚ MAL? Pues escucha, ESPAÑOL, y te enteras (que ya va siendo hora y sin esconderte de la Realidad):
Nada en el Universo se hace sin un motivo o causa; así que todo mal está fundamentado en una CAUSA-ORIGEN o CAUSA PRINCIPAL y, luego, se va reforzando con otras causas o CONCAUSAS. Exacto, todos los males que tiene la sociedad racionalmente solo se deben A LO QUE TÚ DEMANDAS Y PREMIAS, ¡siempre!  Si demandas telebasureros o telecincos inmorales ¡ la sociedad irremediablemente tendrá eso!, tal objetiva inmoralidadSi demandas prostitución o el que las mujeres siempre estén en esa indignidad,  ¡pues eso intencionadamente habrá!

Y luego habrá otras concausas que más promuevan la prostitución. Es lo que tú demandas lo que origina las injusticias y las malas valoraciones (para premiar a errores), ¡ya basta de mentiras o de desatender esto! Y no puedes miserablemente decir que tú das lo que la gente pide por satisfacerles-adularles, ¡es una trampa!; pues si quieren guerra ¿cómo vas a darles tú guerra? (lo que debes es no echar más leña al fuego). Entonces, si tus hijos te pidieran cocaína, ¿tú les darías cocaína? (porque es precisamente LO QUE PIDEN o demandan), ¡no seas más tontaína, irresponsable o imbécil!,  ¡por favor! 

4 comentarios:

José Repiso dijo...

Lo que más daño hace al bien es… ¡que lo confundan con el mal!

Por eso EL NO CONFUNDIR es tan importante (misión primera del que responde o comenta lo que sea).

Claro. Si tú no tienes una DEFINICIÓN OBJETIVA o racional o demostrada de algo relevante o muy serio, ¡pues tú siempre manipulas con tus opiniones! Y, así irresponsablemente, estás echando por alto cualquier bien que crees «bienintencionadamente». Y buscas SEGUIDORES en ésa maldad. Y buscas VALORACIONES también en esa maldad por premiarse a viles-aprovechados.

¡Siempre!, para que lo escuche la gente, ningún DECIR puede estar basado en algo que no sea una definición objetiva o verificada o racional; si esto no ocurre, pues se manipula siempre, se confunde, se desinforma o se engaña. Y éste es el peor no tener respeto o el peor mal que se pueda hacer, sí, por ti o por quien sea.


Si no sabes el camino, no lo digas;
y, además, deja al que lo sabe… ¡el que lo diga!
(sin ser vetado de ninguna manera).


EN CUANTO A LA INTERPRETACIÓN:

La Naturaleza no te dice ¡"interpreta"!, ni Dios ni la energía ni mucho menos la razón. Sí, el ser humano "interpreta" porque tiene opción a la no-razón (porque tiene opción a la mentira); y en ésa no-razón va a "interpretar" siempre, va a confundir y va a manipular. Pero si tú te vas al campo, o te acercas en todo lo que puedas a lo natural, ahí no tienes que "interpretar" nada: el agua es agua, el aire es aire, dormirás cuando te lo pida el cuerpo (no ya la sociedad), etc., pues la esencia es esencia y no admite "interpretación".

VIVE Y DEJA VIVIR, pero no MALVALORES nunca no dejando vivir al que demuestra (como conmigo han hecho siempre, vetándome y aplastándome cada segundo de mi vida).


Lo que han hecho conmigo, ¡que no se vuelva a hacer con nadie nunca jamás!

José Repiso dijo...

¿Los jóvenes son manipulados por la moda, la música y la retórica?

Sí, en honor a la verdad y rechazando los engaños, hay que decir siempre limpiamente que sí.
!Eso es!, menos con la verdad, ¡con todo te pueden perfectamente MANIPULAR!
¡Eso es!
De hecho, a total verdad u objetividad, la música se utilizó durante toda la historia únicamente para MANIPULAR:

-para que el ÁNIMO PATRIÓTICO durante las guerras decisivas para proteger un imperio no decayese

-para campañas religiosas o para una firme alineación-adoctrinamiento religioso (he de recordar que hubo siglos en donde todos los genios-músicos trababajan PARA ESO)

-para el CONSUMO de lo que los poderes quieren (esto es indudable); muchas veces es consumo de ideas machistas, etc.

La música, tan mitificada, no más que una consecuencia o un producto de la manipulación (o del eludir la tan incómoda ética)
Otra cosa es que la música tiene los mismísimos efectos del opio; y de ése agradar, hay provecho por todos; pero los que dominan-engañan mucho, se aprovechan MÁS.

José Repiso dijo...

¿Cómo reconoces a un pseudointelectual cuando lo ves?


Muy fácil:

-no razona ni deja razonar

-no reconoce nada, está cerrado solo en su DECIR-DICTAR

-no se atiene al tema, porque es solo el tema el que debe de dejar totalmente irrebatible en razón, pero no lo hace

-da rodeos, confunde, mezcla los temas, ¡no aclara nada!

-recurre a muchas citas, a muchas fotos, a muchas retóricas y a chascarrillos, PERO NO SE HABLA (como dice Umbral) del libro base o de lo que corresponde

-habla de todos los temas pero no resuelve ninguno, ¡ya no sabes por dónde va!

-está tan lleno de frases hechas, de tópicos, de "lo dijo tal", de "está demostrado", de “lo dice un estudio universitario” entre niños, etc que la sabiduría la convierte en un laberinto-manicomio en el cual quedas ya atrapado

José Repiso dijo...

¿Cómo podemos percibir que estamos siendo presa de la soberbia?

Porque pierdes la noción de la LIMITACIÓN ÉTICA o de la realidad,
dando un inadecuado PROTAGONISMO a lo que dices y haces.

Por eso, siempre hay que estar PEGADO con buen pegamento a la razón, a la ética y a la realidad… con humildad (o sea, no vetando a nadie, y solo esto da la posibilidad a todos de poder demostrarte que tú puedes también estar equivocado)