--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 13 de diciembre de 2019

La mente de los escritores españoles es igual a la de los genocidas, exactamente igual, porque funciona igual, a total imposición impidiéndolo todo (claro, menos lo nazi de ellos).  Jamás saben ni reconocen el verdadero esfuerzo (como ellos no lo realizan, pues nunca lo valoran; y lo exterminan mejor, perfectamente en sus trajineos objetivamente antiliterarios, inhumanos y de negocios). MALDAD SOLO TIENEN EN SUS INTERIORES  VENDIDOS AL DIABLO.
El mundo siempre ha sido perfecto sin ningún mal y feliz, hasta que estos ultraterroristas aplican los peores horrores e injusticias posibles (exacto y sin duda, si tú destruyes a los únicos que pueden hacer el bien o al bien mismo, estás destruyendo el bien de todo el infinito).

1 comentario:

José Repiso dijo...

UNA ACLARACIÓN SOBRE LA VIOLENCIA QUE CASI TODOS LOS ESPAÑOLES CONSIENTEN O ALIMENTAN (a veces inconscientemente). Y es la VIOLENCIA INSTRUMENTAL.

Es ésa violencia ejercida sobre otro solo para obtener control sobre él. Se ejerce desde una mejor situación de poder, usándose como abuso de poder, solo para garantizarse más dominio de ése poder.

El bullying, el acoso emocional, el chantaje emocional, el llamado "síndrome de alienación parental", "intimidación de poder", "el acoso a los morosos", "el acoso a los inquilinos" "el silenciar los esfuerzos de alguien", "el ninguneo a un sabio solo porque su demostrar verdades molesta a tantos","el negacionismo de la dignidad de alguien", etc. se pueden considerar como violencia instrumental. Y esta violencia lamentablemente, cuando se hace en masa, ES INCONSCIENTE (alineada) a modo de un fanatismo atroz.

En la sociedad compleja en la cual vivimos, sin duda, la violencia instrumental se ejerce más que cualquier otra violencia y, en algunos países, más que todas las demás juntas; en donde la finalidad es la destrucción, anulación o dominio del otro a través de medios sutiles (de silenciar, "desarmar emocionalmente", intimidar, acosar, etc) de exterminio.

El tener una mejor situación de poder es, por ejemplo, que a ti te arrope una mayoría y al otro no, que a ti te proteja una tendencia dominante y al otro no, que a ti te proteja una mayor fuerza física y al otro no (en el machismo), que a ti te sea válido saltarte las reglas éticas y al otro no (por sujetarse a ellas y así quedar en desventaja), que a ti en grupo te traten con cierto favoretismo (o "licencia para sobrepasarte") y al otro no, que a ti te sean válidas tantas sinrazones (porque cuentas con influencias que te las van a dejar parar por alto y al otro no, que quedará en situación inferior), que tu ejerzas una seudoautoridad moral y el otro no (en el caso de acosos dentro de instituciones religiosas), que tú puedas hacer un adoctrinamiento forzoso (el de sectas y totalitarismos) y el otro no, que tú pertenezcas a una supermayoría racial (dada a INTOLERANCIA) y el otro no, etc.