--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 3 de febrero de 2019

Lo único válido para la verdad
es la capacidad de demostrar razón,
de mí, de tí o de quien sea,
¡y nada más!
¡infinitamente NADA MÁS

O sea,
todo lo demás
son ROLLOS MISERABLES DE SINRAZÓN
aunque se bueneticen
o con cualquier poder que ya les dé recursos de triunfo
(que eso sería así un triunfo del error o del mal).
También, todas las verdades
o razones o bienes al momento sirven a una sociedad en cuanto se descubren o se hacen ver o se aclaran racionalmente, solo así. Por eso, el esfuerzo único o la esencia primera
(siendo lo ineludible para ser reconocido por la conciencia humana) está o se engendra únicamente (y nada más que "únicamente") en el que las descubre
(a tales razones)
LA LUZ HAY QUE BUSCARLA (cualquier planta lo hace sin engaños), igualmente la razón-verdad hay que buscarla con la conciencia, pues es el primer deber de la conciencia. Así que tú tienes que BUSCAR a quien da luz o da razón-bien; o sea, a quien demuestra la luz y hacerlo sin excusas siempre,  cada día como deber ineludible, o cada segundo.  Sí,  el que no reconoce al que demuestra ni lo busca, siempre DICTA, siempre impone o daña-mata.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Todo lo que parece bien pero ayuda a que sigan sinrazones (por omisión, por cerrazón irresponsable, por conformidad o por pasividad) no es bien, no lo es, aunque esté protegido por todos los poderes del mundo o aunque miserablemente tenga todos los premios o todos los SEGUIDORES del mundo.

José Repiso dijo...

Quien no sabe lo que es un bien
siempre
inevitablemente
instalará un mal en la sociedad.

Lo peor
es que sea una mayoría
la que haga eso,
o sea,
la que se cague en el bien
como hicieron a lo inhumano con Galileo.