--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 8 de marzo de 2017

Existen una serie de seudosabidurías de andar por casa, de la mediocridad  y del rumor tendencioso que siempre JUSTIFICAN LA SINRAZÓN; sí, jamás están fundadas en la razón, sino en unas culturas que han inculcado unas "verdades" de antemano dadas. Los que la usan, dependientes o enfermos de tradiciones involucionistas y antiéticas, jamás respetan en verdad nada, justificando la sinrazón y ya... ¡todo!
Cierto, ¿qué cultura no está contaminada de una visión antrópica de todo, de un machismo en el establecimiento de la norma social o de un chovinismo antepuesto a la hora de proteger derechos universales? De estas sinrazones hay centenares triunfando todos los días gracias siempre a los mismos que, mientras tanto, van de buenistas. Pero, ¡qué hartura! el colmo del mal es que, bastantes intelectuales españoles, usan esas seudosabidurías por decreto irracional  incontestable. Y ENCIMA SON SIEMPRE LOS PREMIADOS, ¡los demás a aguantar-sufrir!

3 comentarios:

José Repiso dijo...


Sí, la maldad es maldad pero, cuando se sobreprotege con todos los mecanismos sociales, ya es SUPERMALDAD, todo lo más cruel y desalmado.

Más claro, cualquiera para hacer el mal (o para sostener una sinrazón) puede usar sus propios recursos (y eso es grave, pero no gravísimo); pero lo que ocurre en los españoles es que usan todos los recursos públicos, todos los recursos sociales. todos los poderes (de los decenas de tipos de hay: político, mediático, económico, buenista -de hacer pasar lo horrible por bueno-,etc.) y todos los juegos sucios ... para ello, para sostener la sinrazón o el mal. ¡Eso es la madre del nunca respetar de verdad nada o la mismísima madre de la crueldad!

20 de septiembre de 2015



Si tú ya estás maltratando a la razón (o al que demuestra con solo reglas racionales), aunque tengas las formas o modales o alineaciones de conducta cómplices que guardes o quieras, sí, aunque te protejan para ello poderes de sinrazón o simpatías de sinrazón, tú irrebatiblemente estás maltratando a la razón (y a la ética como una parte esencial de la razón), ¡eso es!, tú irrebatible y objetivamente estás destruyendo el bien o, en claro, sembrando y protegiendo al mal (lo esquives o no lo esquives, o intentes comprar a Dios con pillobuenismo o te engañes a tu misma conciencia en asco)

José Repiso dijo...

¿Quién ayuda a un pobre humilde que trabaja para la verdad?, ¿qué lobby trabaja para él?

¡Nada!

---


4 de enero de 2014


Todo el mal se hace por quienes mueven todos los recursos públicos y todos los recursos del poder y de sus arrastrados-beneficiarios para impedir que el bien siga de pie o respirando o para impedir a alguien que diga la verdad (e impedirle lógicamente todos sus derechos y sus respiros).

---

En España se cometen miles de injusticias en poco espacio de tiempo por los mismos escritores españoles, pero ellos no las ven.
Es como si tuvieran un cerebro predeterminado o bloqueado o fijo o empedrado con necedad total para hacer solo circos mediáticos y de poder a lamidas de culo, obligado solo a ver únicamente la mierda, a ver su propia defecación literaria en estupidez megalómana nada más.
---

Siempre ayudan a los mismos, a los pillos, a los sobreprotegidos o a los falsantes, a los memos o a los lameculos con perogrulladas todos los días; pero jamás al verdadero esfuerzo del que desenturbia y dignifica todo. Sí. ¡Jamás sabrán valorar ni jamás sabrán ser justos ni jamás dejarán de ser crueles! Eso es y APARIENCIAS, APARIENCIAS Y APARIENCIAS son lo que se montan para engañarlo todo...
Son únicamente ayudadores de lo vano, de lo estúpido, de lo esclavo y de lo falso.

---

Lo que supuso el hacer telenovelas o culebrones o procultura basura es una de las máximas crueldades que se han hecho, lo que equivale ahora a los culebrones antiliterarios -vacíos totalmente de algún valor, de alguna inteligencia o de un no venderse- que los escritores españoles sobreprotegen.

1 de enero de 2014

José Repiso dijo...

Si a la NATURALEZA le quitas-impides naturaleza o sus recursos para sobrevivir como naturaleza, tú eres un asesino que asesina incluso al Bien; entonces la NATURALEZA tiene el infinito derecho a insultarte mil millones de veces por segundo, manteniéndose ¡santa!


Si a la RAZÓN le quitas-impides espacios o sus recursos para sobrevivir como razón, tú eres un asesino, sí, que asesina incluso al Bien; entonces la RAZÓN (o el que la demuestra) tiene el infinito derecho a insultarte mil millones de veces por segundo y, tras eso, se mantiene pura o santa (o también el que la demuestra).