--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 20 de junio de 2013

¿NECESITA LA MENTIRA -por ser mentira- HACER LA PELOTA?
-Siempre, la mentira siempre necesita simpatizar o protegerse con el poder por nutrirse -permanecer-  impune y premiadamente en la sociedad, o sea, por esquivar la reprobación legal y ética. Entonces,  la mentira utiliza todos sus recursos de encantamiento, de demagogia, de teatro, de "toma y daca", de consentimiento, de bajada de pantalones, de chaqueteo, de óptima imagen -costeada a corrupción-, de movimiento rastrero o hipócrita para ello.

¿NECESITA LA VERDAD - por ser verdad- HACER LA PELOTA?
- Jamás; además, por protegerse como verdad -limpia de elementos decorativos-, no puede admitir los aspectos impositivos que el poder siempre conlleva a contraargumentación racional.

1 comentario:

José Repiso dijo...

A cualquier mentira, cualquiera que sea, le es imprescindible hacer la pelota por colarse -impune y premiadamente- en los mecanismos proteccionistas de la sociedad.

Ése hacer la pelota es implantar o forzar un buenismo sobre algo que es objetivamente irracional -o que porta sinrazones-. Es decir, cualquier injusticia quiere forzarse como buenismo -para triunfar como injusticia- y, entonces, utiliza todos los elementos astutos o rastreros: justificaciones rastreras, pillas partes positivas, óptimas cortinas de humo, resaltar la parte buena de cualquier hecho cruel -pues científicamente todo hecho tiene una pequeña parte benévola o no mala-, etc.