--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 29 de mayo de 2013

La idea del amor está precocinada por intereses comerciales y de modas, la cual se toma como referencia en las relaciones sociales, en la política, en el arte e, incluso, en el modo del valorar -de hacer justicia-.
Por eso, las ideas -sin el proceso preciso de la racionalidad- establecen barreras al progreso y van encadenando prejuicios y consecuencias de confusión de cualquier valor ético o racional.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

De la idea de violencia ocurre lo mismo: las películas, los juegos para niños, programas de televisión, etc., están cargados de UNA VIOLENCIA GRATUITA -gratuitamente fantástica o que crea miedos en donde no los hay, como zombies, etc.- que induce a alimentar ampliamente una idea de violencia lejana -en frivolidad- a los valores prudentes o éticos.

Está claro que eso no es correcto, no es ejemplar.

José Repiso dijo...

La locura nunca fue individual -un ser humano viviendo apartado en una isla jamás está loco, pues para la naturaleza no le es ajeno otro comportamento derivado de ella o "natural"-, sino es social, ya en contraste a comportamientos sociales.