--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 12 de marzo de 2012

Existe ahora -en crisis y en la oportunidad también de los aprovechados- una desenfrenada apología de los empresarios, y se afirma que "son ellos los creadores de la riqueza y del empleo". Bien, para invertir hace falta dinero, y precisamente la mayoría de ellos lo tienen, no el simple trabajador. Por eso hay gobiernos que quieren contar -a peloteo- con su colaboración y CEDERLES ciertos privilegios en detrimento de los derechos laborales o de los trabajadores.
También, más que nadie, fueron los empresarios los máximos responsables de sus inversiones -imprudentes- hechas en la crisis, algo que ayudó a que se destruyera empleo. No quieren reducir gastos en armamento, en diputaciones, etc. y sí quieren que los trabajadores carguen con todo el peso de salvar el déficit.

1 comentario:

José Repiso dijo...

¿Qué es lo que construye, el dinero o la mano de obra?

Para responder verazmente a esta pregunta, hay que irse a que en todo aquello que construye está siempre la mano de obra y, por el contrario, no siempre está el dinero o el inversor.

Millones de madres en el mundo están indudablemente construyendo familia, bienestar de familia y criando a los hijos, los que formarán la sociedad del mañana; y lo hacen con su voluntad y su mano de obra -y ¡siempre!, al margen de que haya o no haya dinero-

Eso es, si todos los seres humanos del mundo trabajaran, pues todo el mundo ESTARÍA PRODUCIENDO -ahí seria un producir para Estados y para aprovechados-; lo que ocurre es que cada ciudadano, por sus derechos y por sobrevivir, pide un dinero a cambio de su trabajo o ya quiere ser un trabajador compensado dignamente. Y, así, por no ser explotado o esclavizado, renuncia a uno u otro trabajo.

Sí, los derechos del trabajo es LO ÚNICO que ha repartido algo la riqueza.
No se olviden nunca de los derechos del trabajo.