--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 9 de marzo de 2012

Ante cualquier INJUSTICIA solo puedes: 
PROTEGERLA o ENFRENTARTE A ELLA.
Y la proteges así:
- No considerarla como injusta, puesto que no eres siquiera consciente de lo que es injusto o de lo que contraviene a los valores éticos -y, así,  la tratas bien, aceptándola, consintiéndola y amparándola como justa-.
- El frivolizarla o el silenciarla -es la peor manera consciente del mal-; ya que se niega o se evita la protección de los afectados por ella, es decir, es neta crueldad.
- El debilitar a quienes verdaderamente -en hechos- luchan contra ella; sí, esto se hace por envidia o por intolerancia -al ser esos de otro país, de otra ideología o de otra opción de libertad-.

5 comentarios:

José Repiso dijo...

Aunque lo más normal que hagas tú es ningunear o infravalorar o censurar al que demuestra con reglas de razón -sí, ya que la razón es el gran enemigo de lo injusto-; y esa es la más eficaz forma de proteger la injusticia. ¡Enhorabuena, HdP!

Ve luego a presumir de lo contrario, de... lo que careces, sumándote más y más hipocresía.

José Repiso dijo...

La especie humana NO HA ARREGLADO NADA, en plena y objetiva estupidez; cualquier especie lo que tiene la obligación natural-inteligente de resolver es el tener paz entre ellos y garantizar su alimentación -o las energías que utilizan-. Todas las especies BUSCAN eso, y son perfectas.

Que los intelectuales y científicos actuales hayan inventado comodidades, eso no exime de lo dicho; o sea, que hayan añadido trasplantes de órganos para la curación, etc. es como si una hormiga lo hiciera con otra mientras el resto se muere de hambre, ¡plena idiotez!, puro entretenimiento de estúpidos privilegiados.

José Repiso dijo...

Bastantes españoles viven exterminando en muchos aspectos, pero no lo saben; viven solo y exclusivamente del exterminio, a costa de él.

Sí, hacen un bien -como lo hizo cualquier dictador- pero a costa del exterminio -lo contrario a defender el bien, construir, y DIGNIFICAR-.

Y no lo saben, eso es lo peor del mundo: ser nazis y no saberlo.

José Repiso dijo...

He sido la persona de España que más ayuda he necesitado; pues bien, no sólo nunca se me ha ayudado, sino que los mismos recursos vitales -los mismo de la naturaleza- se me han quitado. Como si un árbol necesitara que le den agua en un desierto y, por contra a esa necesidad, le sacaran las raíces.
Yo ya tenía bastantes realizaciones como escritor prescidiendo de ellos; sólo al principio del año dos mil tenía contactos, amigos, colaboraciones, columnas convenidas en bastantes revistas, periódicos e instituciones de América. Pues bien, todo se me destruyó por presiones de unos que nunca me favorecían nada, pero sí tenía que recibir su destruir. Es como si una persona está veinte años construyendo con sus propias manos -sin ayudas- una casa fuera de su país, y van los de éste y se la destruyen. Como si Goya se va a Alemania a pintar y ni siquiera allí le dejan pintar.
Sin tener recursos, las ediciones de mis libros a gran costo han sido fuera de España, algo que me ha esquilmado mis posibilidades.
La esencia del alma de una persona sólo está en el saber valorar, atendiendo a una escala de valores, a una prioridad del esfuerzo en el mínimo poder por recursos, a una generosidad, a una empatía y a una humanidad.

José Repiso dijo...

No comprendo ni nunca comprenderé que medios de manipulación españoles en donde he comprobado que no hay alguna veracidad, ¡ni una!, y ética menos -pues eso les suena a algo extraterrestre-, consiguen más poder a crueldad total.