--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

martes, 10 de enero de 2012

Los que son verdaderamente INTOLERANTES nunca dan una oportunidad a lo racional; por eso hacen su clase de montaje -que les favorece solo a ellos- de mediación espectacular e imponen, sin respeto a alguna regla racional, sus mentiras; sí, y se las creen, y dogmáticamente las hacen creer. ¿Es algo mínimamente justo o digno o humanitario
Si no estás en eso, con tantos esfuerzos, ¿qué compensación digna tienes?..., ¿sufrir siempre?

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Gandhi, Luther King, etc. antes que nada eran unos sobreayudados que supieron elegir cómo RECIBIR de una manera segura apoyos.
Pues, ¿a qué indio no le convenía apoyar a Gandhi? y ¿a qué persona de raza negra no le convenía apoyar a Luther King?
No digo que no tuvieran que esforzarse bastante, lo que digo es que el apoyo y el éxito los tenían de una manera segura.

Sin embargo, hay personas que luchan sin buscar exclusivamente tales conveniencias, que luchan por todos los valores éticos; y ¡NUNCA! son ayudadas y nunca tienen un segundo de sus vidas fácil, pero una desprotección y un maltrato bien seguros.

hernan juegos mario dijo...

la verdad tiene una mirada que asusta, llena de odio, maldad, frialdad, por ello pudo matar a una pequeña inocente niña que barbaridad. Concuerdo con el comentario de jose, hay muchas personas con valores eticos y nunca son ayudadas