--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 13 de julio de 2019

Para decir o proteger a una verdad, hay que mantenerse no cómplice o decente primero, siempre y en todos los casos; así es, HAY QUE MANTENERSE NO-MENTIROSO con certificación de la misma razón   y  no vale que tú te vendas a cualquier sinrazón ¡a cualquiera!,  dando cobarde las espaldas al que demuestra racionalmente luz-verdad, solo a razón y sin ser vencida o rebatida por otro que quiera usarla.
Hay que mantenerse siempre  NO-CÓMPLICE CON ALGUNA SINRAZÓN,  y eso certificado ante todas las pruebas que quiera ponerte la misma vida   o la misma Razón.
La esencia del Bien es no impedir al Bien, o no confundirlo (que es lo mismo). Y objetivamente siempre se confunde si das tú de lado al que demuestra inengañablemente el Bien, porque ya así les fortaleces todas las posibilidades a la sinrazón o al que confunde.  ¿Te enteras ahora?

3 comentarios:

José Repiso dijo...

El que es ético jamás busca respaldarse de algún poder, influencia, costumbre, peloteo o corporativismo para tener razón.

Un aplicar ética no acepta beneficiarte de situaciones de poder, de situaciones de sobreprotección mediante valoraciones abusiva-imperantes o de algún retoricismo, ni del usar protagonismos que claramente no beneficien al que demuestra razón.

Lo ético no acepta el censurar la demostración racional, cualquiera o de lo disidente o de lo que no gusta.

José Repiso Moyano

José Repiso dijo...

Todo mal gira en torno a que tú SIRVAS A ALGUNA SINRAZÓN (y que tu responsable VALORAR SEA SIRVIENTE DE SINRAZONES), otra cosa no tiene nunca mal objetivo o no es mal.

En fin, pero LES INTERESA no ir a corazón descalzo o limpio
y rentabilizar así complicidades a sinrazones que dan buen negocio de mal.

José Repiso dijo...

La SINRAZÓN
se sabe TODAS LAS ESTRATEGIAS
en boca miserable de sus servidores
para envolver, camuflar y confundir a la OPINIÓN PÚBLICA.

¡Así es!

Y ya solo se necesitan poderes desalmadamente servidos o mentiras (que saben muy bien pasarse por verdades) que nos hablen del "respeto", "patria" o de los bienes-trampa,etc, y que tengan el culo lamido en infalible adiestramiento.