--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

sábado, 18 de mayo de 2019

Cada poder absolutamente siempre te crea una parte de tu mismo reglamento de valoración; por lo que, ya inevitablemente, es la mismísima sinrazón la que valora pero siempre creyéndose como bien su propio mal. Más claro, cada poder incide en tu valoración porque tú sigues-coges de lo que él mueve a multitud de recursos.
Sí, únicamente la verdad o la razón te salvaría o te haría libre; aunque, para eso, hay que demostrarlo, o sea, tienes que demostrar que tú nunca favoreces a ninguna sinrazón (el problema surge cuando ya o ahora mismo irrebatiblemente tú estás favoreciendo a miles,  sí,  sin mentir,  en verdad así es).

1 comentario:

José Repiso dijo...


La primera ley del mundo (la de la Naturaleza)
irrefutablemente dice
que, para defender lo esencial,
únicamente se puede estar
en una SITUACIÓN DE ALERTA.


Sí, cada animal salva su vida
únicamente
porque está en alerta
para ver qué será el peligro o la sinrazón en su vida,
¡por eso la salva!,¡por eso!
Y así se salva todo lo esencial.


Lo escalofriante (en desequilibrio y en estupidez)
es que en muchos seres humanos
no ha existido la alerta,
ése estar pendiente de no caer en complicidades con las sinrazones,
¡ni siquiera un segundo!,
¡y ni en pintura!


Pensarlo ya estremece al alma!!!