--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

viernes, 8 de diciembre de 2017

MI "SABER LUCHAR" EN ÉTICA ES MILES DE VECES MENOS CORRUPTO QUE EL DE CUALQUIER ESPAÑOL (EN PROBACIÓN TOTAL), O SEA, CORRECTO HASTA ÉL ÚLTIMO ÁTOMO; pero de ellos hay incontables pruebas firmísimas en razón de lo contrario. ¡Eso es, en alma!

YO SOLO HE UTILIZADO UN INTERÉS DE DECENTE LUZ Y RAZÓN, NO HAY PRUEBAS NI REALIDAD DE LO CONTRARIO
A MÍ ME AVALA ESTO, NO LO QUE DIGAN IRRACIONALMENTE LOS ANTIÉTICOS ESPAÑOLES:

- Yo me he dedicado toda mi vida a defender una cosa solo (lo ético, lo racional y la vergüenza) y no lo contrario, lo que me ha supuesto una esquilmación y desprotección de mis recursos vitales. Por esa causa o condición, no me he escondido nunca ni me he vendido -para cederla- nunca.

- Nunca me ha movido el dinero, el poder, la fama, etc. para desvirtuar o vender esa causa.

- Todas las migajas de pan que me he comido en mi vida han sido totalmente "sudadas" por mí.

- Nunca he sido protegido en mis derechos humanos, ni en mi dignidad, ni en mis compensaciones éticas.

- Nunca he hecho un bien que haya sido compensado o agradecido, sino que he tenido que sufrir hasta las últimas consecuencias.

- Mi trayectoria de humano -con documentos, testigos, etc.- demuestra que siempre he estado en las esenciales causas de bien del mundo (por la ecología, por los derechos igualitarios de la mujer, contra la explotación, etc.).

- Nunca me he apuntado a una organización o acción que justifica algún mal, para ser cómplice.

- Nunca he recibido un céntimo por hacer un bien, ni he ganado un céntimo en un trabajo que a corto o a largo plazo crea un mal o lo provoca.
- Nunca le he dado las espaldas a una persona que sufre alguna injusticia; puesto que, si lo hubiera hecho, me daría vergüenza y horror mirarme a la cara.

- Nunca he valorado las imágenes ni las apariencias en nadie, sino sus sensibilidades y lo que demuestra.

- Nunca he protegido a alguna mentira, ni la he consentido en mí por honor a mi vida y a mi conciencia.

- Nunca he utilizado un juego sucio de marketing, peloteo o de aprovecharme de influencias para un libro mio, para un trabajo mío o para ser conocido.

- Nunca he vendido un bien mío -libro, artículo, etc.- para lo que sea y aún menos para conseguir lujo o poder (Jamás la literatura me ha supuesto el beneficio de siquiera un solo céntimo, sino una continua pérdida económica, demostrándose esto de una manera clara y objetiva).

- Nunca he maltratado físicamente a nadie, ni psicológicamente -es decir, por una objetividad, a modo seguido o en reincidencia- a nadie.

- Nunca he le quitado a alguna persona de condición ideológica, religiosa, de género o de raza, en conciencia alguno de sus derechos humanos.

- Nunca he alimentado la demanda de algo que deteriora la imagen de la dignidad de la mujer o de un grupo marginal - prostitución, sexo de niños, etc.-.

- Nunca me he olvidado de que un juego limpio en valores éticos y en demostrar las cosas es solo lo más importante... para defender la justicia, para defender la dignidad y para defender la conciencia -sí, no existe conciencia sin eso-.

- Nunca me mueve que este blog -o cualquiera mío- consiga apoyos o poder o aristocracia mediática, sino que sea totalmente limpio a solo alma.

- Nunca he recibido un beneficio directa o indirectamente de España de los miles de beneficios mínimos que cualquier otro ciudadano español objetivamente ha tenido cada segundo de su vida y en sobreventaja aún tiene -esté como esté, sin derechos o con derechos, pero me refiero a segundos dignos de vida o de no exterminio-.
UN MODO DE ACTUAR NAZI ES SOLO LO QUE PRUEBA LA REALIDAD, al margen de lo que digan astutamente tantos buenistas "del diablo", pillos, sinvergüenzas, depravados, etc. que están únicamente utilizando siempre lo mediático, la mentira y todos los juegos sucios posibles antes que probar y enseñar "lo que has hecho en tu vida sin alguna complicidad" y que aplicar lo que se atiene a la razón y a lo demostrable. Esto no lo quieren, puesto que al momento se evidenciaría lo que son; y prefieren -como siempre- tapar y seguir utilizando todos los juegos sucios posibles.
------------------

TODO LO QUE YO HAGO O DIGO ÚNICAMENTE SE UTILIZA:

- para que sea todo ético o racional,
- para que no se destruya -y se recupere- una dignidad,
- para que no se manipule, se calle o se olvide alguna injusticia,
- para que no se ayude y se compense a los errores.

¿PRUEBAS DE ESTO?

Pues que no he ganado ni un céntimo con todos mis esfuerzos, que no he ganado fama, ni poder, ni el tener influencias, ni algún estado de privilegio. Por lo tanto, solo he buscado lo anteriormente señalado. Y no se trata de creerlo -el que reduce todo a creencia es un incapacitado racional o un fanático-, sino del confirmarlo; y todo demuestra -sin nada o pruebas en contra- a que es así

19 de enero de 2013

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Tú podrás decir que luchas -al igual que muchos, ¿quién no lucha con más o menos comodidad?, pues luchar con sinrazones es FACILÍSIMO-, pero tu lucha está ineludiblemente DIRIGIDA por lo que te machacan los medios y por lo que te contagias de demagogias interesadas de unos o de otros.

Pero, el que es ético, no tiene una lucha dirigida por todo eso -y por sus beneficios-, sino atiende a las propias e insobornables exigencias éticas, que se ningunean por poderes y se desprotegen; por lo que tú lo pisoteas siempre: consciente o inconsciente pisoteas a lo que los intereses predominantes te han enseñado a pisotear.

3 de agosto de 2012,
---------

Cada vez que muevo un dedo -y muchas porque nunca he sido impasible-, eso no ha contado nunca con:
- marketing,
- apoyos anímicos,
- influencias,
- amiguismos,
- abrigos de grupo o institución,
- abrigos de costumbres o de lo establecido,
- facilidades económicas,
- favores de peloteos,
- tributos por ir a la moda,
- favores o comodidades por consentir una injusticia,
- comodidades por callar una injusticia,
- rentabilidades por seguir el "porque sí"
- rentabilidades patrióticas o religiosas o de fanatismo
- comodidades del contar con poderes,
- facilidades por jugar sucio racional o éticamente,
- tranquilidades por ignorar a las injusticias,
- facilidades por trabajar para la misma tendencia artística,
- compensaciones por ayudar a una manipulación mediática,
etc.,

sino ÚNICAMENTE ha contado con ayuda de mi corazón.
---

Cuánta indiferencia y, por haber indiferencia, inconsciencia!
¡Cuánto silencio y, por haber silencio, confusión, pasividad y consentimiento!
¡Cuánto no reconocer nada y, por eso, indignidad o "dignidad" irracional o antiética!
¡Cuánta vanidad de vanidades de escritores solo pensando en sus culebrones vendibles y nunca en algo a contratécnica digno!
¡Cuánta miseria de todos -sin limpia honestidad- de no decir sí o decir no cuando algo es o no es!
¡Cuánta miseria!
¡Cuánta gran miseria de los mismos que crean la miseria!

3 de agosto de 2012

José Repiso dijo...

Si tú defiendes siempre ética pero constantemente eres cómplice-colaboracionista de lo no-ético, pues entonces no eres coherente y sí falso que no respeta honesta o limpiamente a la ética.
Por eso, nunca, infinitamente nunca (ni nadie jamás demostrará lo contrario) he sido amigo de un español, nunca he tenido un beneficio de un español, nunca he tenido deseo de que exista España, nunca me he formado en España (ni lo he deseado) y decentemente he invalidado lo poco que pueda parecer "formación" (no la quiero porque siempre la he renunciado desde que nací, siempre, así es a total verdad), he invalidado todo, jamás, infinitamente jamás he respirado feliz un átomo de aire, jamás, infinitamente jamás he estado un segundo sin recibir todas las torturas posibles por los incalificables españoles, jamás, infinitamente jamás me he beneficiado literariamente (todo lo he costeado yo, con mi sangre y llanto) por lo que me han hecho perder gran parte de mi pan, jamás, infinitamente jamás he deseado estar, soñar o nacer o andar o tener esperanza o existir en España, jamás, infinitamente jamás he deseado tener alguna relación o casarme con una española, jamás, infinitamente jamás tan siquiera una célula de luz ellos han dignificado (que no sea siempre "la de ellos"), jamás, infinitamente jamás he colaborado a sus intereses, falsedades, impiedades, destrucciones y negocios de mal diarios, un día sí o otro también, etc.
Y eso para no ser cómplice, para que mi alma no se llene de mierda y de objetiva corrupción (es más que evidente pero, además, existen miles de escritos míos PROBÁNDOLA irrebatiblemente muy bien) que ellos imponen.

6 de agosto de 2017

José Repiso dijo...

En España,nunca, infinitamente nunca, me han permitido ni un solo segundo de LIBERTAD DE EXPRESIÓN (a incontables pruebas con pelos y señales que gustosamente doy y daré).

En España,nunca, infinitamente nunca, me han permitido ni un solo segundo de DIGNIDAD (a incontables pruebas con pelos y señales que gustosamente doy y daré).

En España,nunca, infinitamente nunca, me han permitido ni un solo segundo de RESPIRO VITAL o el que tienen todos los seres vivos del Universo, pero a mí no me lo han dejado (a incontables pruebas con pelos y señales que gustosamente doy y daré).

En España,nunca, infinitamente nunca, me han permitido ni un solo segundo de DERECHO HUMANO ALGUNO, o de pan-agua o de no exterminio (a incontables pruebas con pelos y señales que gustosamente doy y daré).

Eso es.