--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 9 de julio de 2017

Si con tu buenismo en definitiva favoreces a la sinrazón (al mal), tu buenismo de ninguna manera es ético, sino solo forma parte de la apariencia o es algo que ha convenido a grandes intereses o que a ti te han inculcado socialmente a presiones diarias de los que más poder tienen. Sí, aquí solo yo puedo decir que éticamente el buenismo es inaceptable cuando tanta y tanta sinrazón se demuestra que tiene detrás.¡Eso no es ético!
Por eso hay que cuestionar e invalidar al buenismo de cualquiera que se basa en todo (en influencias, en costumbres, en demagogias, etc.) menos en racionalidad demostrada irrebatiblemente (por lo que no ha de cerrarse suciamente a ningún rebatidor)  a solo razón, no más.
Y el deber inexcusable del que protege la razón SIEMPRE ES el cuestionar el buenismo de la Justicia, el buenismo de uno o de otro poder en tanto que se les demuestra sinrazones y apegos a una tendenciosidad de excluir al que demuestra o aclara razón.
Y la razón no es elegir razones a un arbitrio cualquiera. Claro, defender-decir la verdad no es elegir verdades (las de tus amigos,etc) para usarlas,sino fielmente aceptarlas todas para no dejar de usar alguna. Lo mismo que el LENGUAJE es usar todas las letras, todas; si no usas la T, ya no usas el lenguaje y tú engañas

1 comentario:

José Repiso dijo...

El respeto es una consideración emocional que el cien por cien de los casos está condicionado por miedos (miedo a perder, miedo a hacerle daño a alguien o grupo, miedo a que te agredan, etc.), eso solo, es un valor, y será un valor....ético en la medida que pueda justificarse racionalmente o en la medida que él tenga una justificación racional.
¡Cuidado para no engañar!, solamente ahí será ético tal valor.

25 de junio de 2017, 4:55 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
La razón es ya una cosa que nada tiene que ver con el respeto, desde la base de que la razón no puede estar condicionada a nada que no sea ella misma (pues de inmediato dejaría de ser razón).
La razón es un USO DE CONOCIMIENTOS (causales o probatorios) para concluir tú en otro conocimiento (efectual) siempre por un procedimiento coherente o de no error (por lo que ahí se aplicarán siempre principios racionales imprescindibles: el de la no contradicción, el de la contextualidad porque todos los mismos conocimientos causales han de tenerla, el de la duda racional ante otra posibilidad y el principio de la no cerrazón o el de nunca dar las espaldas al que puede rebatírtelo todo, éste principio es el más importante ).


Ahora bien, todo valor ético para funcionar en la realidad ha de ser siempre racional;
pero, ¡cuidado!, lo contrario no, la razón no tiene por qué ser ética ni siquiera humana ni siquiera terrestre ni siquiera de este siglo, ¡así es!
La mayoría de los conocimientos "dos por dos son cuatro", "la Tierra es redonda", etc. no son éticos jamás, sino únicamente RACIONALES.

25 de junio de 2017, 5:12 Eliminar
Blogger José Repiso dijo...
Hay también un mito de ingenuos, idiotas, borrachos... que dice que el que pierde un valor ético, pierde la razón (hay que estar muy borracho a veces para decir eso).
No, para no engañar o para no pisotear a la verdad, el hecho de no aplicar un valor ético no significa nada extraordinario en tanto que no se racionalicen los resultados.

Pero no tiene nada que ver con perder razón. Si Galileo demuestra algo, ya tiene tal razón, y la tiene aunque luego mate a su primo (por lo que recibirá reprobaciones sociales,etc ante esto último).
La mayoría de los racionalistas griegos, romanos, etc. cometieron atrocidades en el contexto reprobatorio de una moral, pero el Principicio de Arquímedes no va a ser inválido porque Arquímedes insultó mucho o se acostó con una niña, así es.

Así es.


También, en el contexto ético, no usar un valor no siempre significa que pierdas el tener ética.
Por ejemplo, un esclavo deja de aplicar la no violencia para redimirse o por un basta ya de no dignificarse él ni a sí mismo, pues con eso sique siendo ético.

25 de junio de 2017