------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

miércoles, 21 de diciembre de 2016

A la verdad hay que ayudarla a que ninguna mentira la impida.
               Y jamás se ayuda:
Confundiendo (no demostrando pero no dejando demostrar, aceptando lo no claro o la sinrazón y dando prioridad a lo no racional para que lo racional-ético se postergue y se debilite).
Dando de lado al que la demuestra por "otra cosa"
Premiando o sobreprotegiendo a entretenimientos, coplismos, costumbres o a intereses de poder para que sirvan de instrumentos que alejan a lo esencial o a la razón-ética.
Se esconde un camino verdadero porque muchos intereses y muchas interesadas personas   no quieren que se vea.
Se debilita o no se protege tal camino lo correcto o lo suficiente porque se sobreprotegen ya otros caminos (por lo que se llevan ellos todos los recursos o medios irracional o injustamente).

1 comentario:

José Repiso dijo...

Hacer un bien es siempre bien cuando no contraviene a ningún otro bien, que eso es sinrazón.

---

Tener tú razón es siempre de verdad razón si no elude las otras razones las diga quien las diga (que pueden rebatirte la tuya o desmontarla). ESTA ES ÚNICAMENTE LA PRUEBA NÚMERO UNO PARA TENER TÚ RAZÓN.Si no la pasas, ¡eres un monstruo o más falso que Judas !