------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

sábado, 17 de septiembre de 2016

¿Qué número de cosas has valorado humana, sensata, digna o decentemente
¡Pues eso es lo único importante para dejar algo al mundo o a la misma vida (porque mejore o no involucione).
Lo contrario (o hacer otra cosa) a lo claro es inevitablemente confundir,(causante de más confundir) sí, enrollarlo con mentiras y con daños.

Durante la E Media el total estaban manipulados, pero "ellos" a lo testarudo "decían que no" con egoceguedad y perversión por sobreproteger lo establecido. Y VALORAN así desde ese estar manipulados, estar cómodos en provecho y seguir el total error

2 comentarios:

José Repiso dijo...

No importa tu situación,que sean vendidos,la tortura que recibes y el que lo nazi o los nazis solo tengan premios, sino que eliges lo LIMPIO

Sí, la luz (razón-ética-bien) o la facilitas de una manera limpia o natural o ya, por el contrario, a artimañas, a artificios o a excusas, la impides con métodos de ocultación o de negación.

Eso segundo es lo fácil, lo rentable (garantiza todos los premios y el estar todos los días en los medios de manipulación) y el disfraz perferto para el alma vendida;
pero yo elijo lo contrario, lo primero, lo LIMPIO

20 de enero de 2016


Siendo la primera misión ineludible de un ético limpiar al mundo (al jardín) de sinrazones...,
si tú vas echando al mundo confusión-corrupción-mierda significa eso que, el que quiere ver el-su mundo limpio, tiene que quitar TU MIERDA
(claro, consecuente a proteger la ética, a total descalificación)
Siempre objetivamente habrá una violencia-resistencia a que siga; pero tú debes ejerces una contraviolencia-resistencia para que no esté, pues no hay otro camino.
Si una persona te pìsa la cabeza, tú le puedes pedir con palabras que te deje de pisar; pero si toda la vida te sigue pisando la cabeza, tú entonces tienes la infinita obligación ( por defenderte y por la dignidad misma de la ética en no con sentir eso) de usar todo porque deje de pisarte. ¡Así es¡

21 de enero de 2016

José Repiso dijo...

Solo basta que ayudes a una sinrazón-mentira para que seas indecente, lo mismo que solo basta que una manzana tenga algo podrido en inicio pero, por definición, ya está podrida.

Los recursos para que se acepte una mentira son muchos -por medio de incontables trucos de incontables intereses, de poder y más poder-; en cambio, los recursos para que se acepte una verdad están siempre desprotegidos, bastantes están eliminados porque molestan pero, en general, son muy limitados.

Una mentira jamás gana sin "cultura" -que es un modo de guiar social hacia intereses sobreprotegidos que impongan establecimiento o moda- o sin poder, el cual la hace dominante o rentable.

La cultura determina las mentes (pues siempre ella crea estereotipos) por servilismos radicales (de costumbre, de seguir complaciendo a tal institución o poder, de dejar intocables privilegios religiosos, machistas,etc.) con constante involución hacia la razón.
Así es, ¿cuántas millones de mujeres están ya determinadas a nunca ser libres por solo cultura? Por eso, la libre-verdadera "cultura" es aprender sin limitaciones (a donde te lleve la razón-verdad), nunca lo que los demás te digan o te determinen.
18 de enero de 2016