--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 12 de junio de 2016

Si tú ninguneas a LA LUCHA POR LA VERDAD, ¡ya ninguneas a todo el bien posible y ya proteges a todo el mal posible!; o sea, dejas desamparada la esencia ética y esto lo justificas o lo excusas pillamente con tus sinrazones miserablemente buenizadas.
Toda la estupidez, cinismo o antiética que hay en el mundo son legales, ¡EL MAL ES LEGAL POR NATURALEZA SOCIAL! y, si tú defiendes lo legal al pie de la letra, defiendes miserablemente por lógica a todo eso: estupidez, indiferencia, cinismo, hipocresía, etc
Asímismo, la educación o la cultura están a merced de los intereses dominantes de cada época. Por eso es la esencia (RAZÓN-ética) lo que hay que defender. Ser ético es que tú a través de tus hechos has producido resultados éticos; pero, como síntesis, es únicamente el no buenizar un ayudar a la sinrazón.

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Siempre voy a lo mismo, que es lo que esquivan siempre los crueles y los que disimulan las crueldades con otra cosa:

No hay ética, no hay vergüenza, no hay respeto, ni honestidad, ni civismo, ni humanidad, ni decencia..., ¡nada de eso!, si se esquiva al esfuerzo constructivo o el de la razón, sí, si se esquiva la dignidad del que juega limpísimo CON UNAS ÚNICAS REGLAS -no con miles que hay irracionales-, cara a cara y frente a todo.

Si se esquiva el camino, pues no hay camino. Si se esquiva la luz, pues creas todas las injusticias o todos los mecanismos de injusticias -sin luz-

25 de junio de 2014

José Repiso dijo...

CON LA CONDICIONALIDAD DE LA SINRAZÓN, TÚ ABSOLUTAMENTE VES LOS ESPEJISMOS DE ELLA: Tu bien en conveniencia o sobredimensionado sí o sí, los intereses de tus amigos y de tus corporativismos, tus caprichos o gustos sobrepremiados ninguneando lo demás, etc. Así es


Con la sinrazón, con ella haciendo crueldades, ves tú siempre flores y tu bien en ego solo, ¡otra cosa no ves!

¿TE MUEVE LO MISMO? Mientras vivieron los bárbaros, ÚNICAMENTE VEÍAN SU BIEN -que no lo había, pero lo veían siempre-.

Lo dominante o lo establecido con cualquier poder o la sinrazón SIEMPRE SE VE, siempre lo ves tú porque a eso tal inculcación-condición te han ordenado, sí o sí, siendo tú una marioneta esclava trabajando para eso.