------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

lunes, 25 de abril de 2016

Si tú utilizas una situación de poder para tener razón, ya eso demuestra que únicamente utilizas la sinrazón y, por mucho decorado que tu ventaja ponga de buenismo, no, jamás vas a tener razón seas palmero, aprovechado de vanidad, científico o payaso

No puede haber mecanismos, ajenos a una correcta aplicación de las reglas racionales, que te den ventajas para tener razón
El mal no espera de ti ningún acto bueno (le da igual); en cambio, el bien los espera todos (no le da igual porque no hayan injusticias).

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Lo único que garantiza la real aplicación de la ética por quien sea es el no eludir -bajo ninguna excusa, interés o pillería- sus prioridades. Sí, la realización -práctica- de la ética no es que tú digas que la realizas, que un grupo diga que la realiza o que un pueblo diga que la realiza, sino la demostración de que sus prioridades no se eluden -o que no te puedan demostrar que sí se eluden-.

Por seguro, la prioridad aplicable es la base de su realización, puesto que -en claridad- no se puede salvar un mosquito si está antes una persona, ni estar para la ciencia sin antes estar para la razón, sin ventajas, limpiamente,

sí, y no se puede proteger -en sociedad- jamás a nadie si está antes por proteger el que demuestra razón -porque la hace irrebatible con las reglas racionales-. Claro, tú deja de fumar y, luego, hablamos de salud; tú deja o permite vivir o dignidad al que demuestra razón y, luego, hablamos de razón. Permite al fin.


Permite luz y, entonces por tal tolerancia o "dejar vivir a la luz", hablaremos de luz; permite razón y, luego, por tal "dejar vivir a la razón" hablaremos de ella. El permitir es el no eludir, así es, por el cual eludes su existencia misma o su proteccionismo. Si "lo que aplicas" por ética no es eso, pues entonces tírala o fusílala, es netamente "nada" llena de todo.. el engaño

1 de diciembre de 2015

José Repiso dijo...

La verdad es verdad y no puede falsearse con tantos trucos que utilizan los mismos "intelectuales"; o sea, no se puede pretender el utilizar verdad para mentir o para dirigirte hacia la mentira porque, eso que conduce a la mentira o ampara alguna mentira, jamás puede ser verdad

Pues algo así quieren muchos españoles: utilizar a la verdad y mearse en la verdad para no sé qué retorcimientos de objetivo error que tienen en las cabezas. Así es, no pueden seguir en que la Tierra es plana como siguen al sostener hipócritamente eso de que "no se puede perder el respeto" porque, si no se le pierde el respeto a una injusticia, esa injusticia seguirá eternamente, con toda la verdad por delante, sí, algo tan claro como la misma madre de la claridad. En efecto, la civilización todo se lo debe a eso, y consiste en que se le pierde el respeto a algo inamovible porque se mueva de una vez.

Lo que pasa es que los españoles quieren A LA FUERZA que algo sea lo que ellos quieren -algo comprobado desde que nací- y, porque eso sea así, pisotean, desangran, burlan, encadenan, escupen y fusilan a la verdad diciendo luego, con la mayor antiética, que la respetan y... que la dicen.

Pero la verdad no va en función de las mayorías, de la capacidad de imponer, de los trucos, de los circos, de los países más fuertes o más explotadores, de los falsantes escritores -aprovechados del imponer-, de las costumbres o de los cabezones mediáticos, ¡no!, sino de no ser al fin tan HdP y nazis como ellos.

Y la verdad no tiene por qué arrodillarse a sus puras mierdas por muy poderosas que las impongan, ¡basta ya!

29 de noviembre de 2015


Para saber valorar hay que aplicar CON MÁXIMA ATENCIÓN, RESPONSABILIDAD Y CONCIENCIA, unas reglas racionales con unos valores éticos ya muy concretados o específicos.
Pero no astutas pedanterías, terquedades en seguir con sus mentiras -impuestas porque no permiten la contraargumentación-, abusos de dominio, aristocratización de la dignidad -el "solo para ellos http://delsentidocritico.blogspot.com.es/…/saber-valorar-es… Tienen el culo en la cabeza y, la cabeza, en el culo

Pero, siendo el saber valorar lo más importante, o la base de todo lo más importante, incluida el alma de cualquiera, a los españoles eso les entra por un oído y les sale por el culo.¡Irresponsalidad, inconsciencia y frialdad total hacia la total crueldad!Les da igual, miran hacia el camino contrario destruyendo y les da igual…

30 de noviembre de 2012