--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 4 de agosto de 2011

A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL NO LE CONVIENE DEFENDER LOS DERECHOS EN SIRIA, PUES SIRIA ES EL ENEMIGO HISTÓRICO DE ISRAEL -O SEA, TAMBIÉN DE EE.UU.- Y, POR LO TANTO, ES PROTEGIDO POR TODOS LOS INTERESES DE LOS PAÍSES ISLAMISTAS CON POSICIÓN "ANTIIMPERIALISTA" O "ANTINORTEAMERICANA":

Pero, ahora, ¿quién mueve un dedo por los derechos humanos en Siria?

1 comentario:

José Repiso dijo...

Por supuesto, la sociedad ha enseñado a juzgar muy fácil por las apariencias, por bulos y por rumores. Por eso, a toda persona hay que aplicarle una piadosa tolerancia y un gran esfuerzo en comprenderla. Y no invadir su intimidad ni infravalorarla por su intimidad. A propósito VALORAR es de lo más importante de la vida, que no es otra cosa que JUZGAR unas prioridades y unas indignidades; pero ese valorar o juzgar tan necesario en la vida NO PUDE JUSTIFICARLO TODO, y ha de remitirse a lo honesto y a lo sensato, sin salirse de ahí, sin abusos o sin pasarse.