--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

jueves, 28 de julio de 2011

SILENCIA Y... ¡GANARÁS!
La palabra es un instrumento de verdaderos cambios sociales; sí pero, el uso del silencio, hace destruir lo que la palabra ha construido en décadas. Del juez Garzón se hablaba antes todos los días; pues el poder del silencio en manos de algunos interesados y de la prevaricación del Supremo, HA SILENCIADO a él y a muchas buenas causas sociales.
¿QUIÉN HA PERSEGUIDO Y ACUSADO A GARZÓN?

1 comentario:

José Repiso dijo...

Los genocidas deben perfeccionarse en el silencio; puesto que hace más daño y la capacidad de ser impune es mayor. Es el caso de la desidencia china, de la desidencia de Corea del Norte -con total desprotección y en eficaz exterminio-, etc.).
El silencio, sí, es el verdadero arma de destrucción.
Las víctimas del franquismo fueron radicalmente silenciadas durante 40 años y, al quedar silenciadas, por eso se montó la falsedad de la "reconciliación" -que ya se dio por hecha en cuanto que otros, utilizando también su silencio, hablaron por ellas por nada más que por lo que les convenía o les vino en gana política-.
Y ha ocurrido lo mismo tras la dictadura chilena y argentina, que los hilos del silencio lo ha estructurado todo para una hábil conveniencia de estrategas "del engaño de siempre" o de la demagogia.