--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

miércoles, 23 de junio de 2010

acecho caníbal

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Precisamente los que tienen cientos de defectos -y desagradan éticamente demasiado- son los que escriben libros, murmuran o se hacen los pedantes, dominándolo todo a peloteo y mentira, poniéndoles a las personas que TANTO DIERON defectos y mierda COMO AGRADECIMIENTO.
Y ellos, aparte de no-intelectuales y sí chantajistas de intelectualidad, ¿qué saben de ellos mismos?

José Repiso dijo...

A cualquier ser humano de la historia, a cualquiera, se le puede sacar trapos sucios -o inventarlos como hacen muchos- para "humillar" los esfuerzos que representaron. Eso es así; pero, mientras ellos tienen cuatro o cinco, esos que de tal método se aprovechan, tienen cientos.