--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 17 de mayo de 2020

De manera objetiva, en razón irrebatible o en verdad demostrada, RESPETAR éticamente es cuidar (por aprendizaje y conciencia) el bien público (razón, recursos sociales y naturaleza) por encima del bien privado (ambiciones, gustos, adornos, excusas particulares). O sea, en claro con alguna sinrazón ya jamás se respeta (esto es tantísima verdad como que la Tierra gira alrededor del Sol). Más claro, con exterminio no hay vida;  pues, igualmente, con sinrazón  (tuya o de quien sea, o ya por ser tú cómplice de alguna sinrazón)   tú no respetas.

En un mundo de mentiras (de tantísimas sinrazones establecidas), la única sensibilidad de bien o respeto que allí puede existir es el esfuerzo del decir la verdad en un compromiso o responsabilidad-respeto con la realidad. Así es, ¡exactísimo!, del SENTIR LO QUE EXISTE, no de sentir mentiras y manipulaciones-cacaos mentales.

No hay comentarios: