--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 28 de octubre de 2019

TODO EMPIEZA EN NO CALLAR A LA REALIDAD, en no callar un error (que está en la realidad). Si un político no empieza en eso, pues es un maldito político, lleno de todo menos de política, de decencia  o de lo esencial.
Sí, una vez que el político no calla (porque le importa todo lo esencial) pues se mueve por eso, ¡por seguro!

Que no se engañe a nadie, exacto, hay que tener estas cosas muy claras, y siempre. Si tú ves que a una niña la están violando y tú te callas, entonces eso es igual que si tú la violaras; si tú ves una injusticia en la sociedad y tú te callas, es igual eso siempre a que tú la hicieras. CALLAR A LA VERDAD SIEMPRE ES MATAR las posibilidades de cambiar la realidad, es matar a las posibilidades de reparación, ¡es matar al Bien!

2 comentarios:

José Repiso dijo...

Muchos quieren quedar bien con todos: con el explotador, con el manipulador, con el corrupto, con el que odia al inmigrante, con el taurino, con el ateo, con el cazador, con el fanático de la patria y con todas las mentiras.
Sí, quedar bien con muchos es objetivamente ganar votos, premios, influencias, besitos en el culo, columnas en la prensa, puertas abiertas por todos sitios, y un sin fin de evitar verdades.
Pero ¿qué pasa con el que tiene un deber total con la ética-verdad y lo cumple totalmente por su condición de ser bueno?, ¿qué pasa con él? (ésa es la pregunta del siglo).
Pues que todos, todos, sí, que todos vosotros lo vetáis y lo fusiláis de inmediato, teniendo él que resistir, aguantar, agonizar, enterrar lágrimas, sobreexistir, superar toda una serie de criminalidades y de torturas infinitas solo por lo que le hacéis vosotros o por vuestra cara.
Exacto, eso nada más ha sido el resumen de la historia, que el que se guía por la verdad sin engaños y lucha por solo ella no cuenta jamás ni con agua entre tantos pillos y aprovechados que se mueven por todos los estamentos sociales, por todos los rincones de la sociedad o de Internet.
¡Pero hay esperanza!, ¡claro!, ¡algo me dice que ése «terrorismo monstruoso» terminará!, y ¡menos mal que terminará de una vez o al fin! José Repiso Moyano

José Repiso dijo...

Todos somos responsables de no utilizar la política PARA LA MENTIRA. Así es. Y TODOS SON RESPONSABLES DE LO QUE DICEN, DEL TERCO NO AYUDAR AL BIEN, DE LO QUE CONSIENTEN Y DE LO QUE HACEN.
En esta vida tú puedes ACLARAR (no confundir, dar conocimientos correctos) o puedes ENTURBIAR (negar, confundir, desorientar, equivocar) las cosas. Y esto es factible para todos, pues solo necesitan VOLUNTAD (en una dilección). Además la misión de todo CONOCIMIENTO es aclarar lo que significa, o sea, hacer que la gente lo comprenda o, al menos, nunca jamás confundir en definitiva o ser frívolo en esto.
Por eso, la gran RESPONSABILIDAD del que da una respuesta o un conocimiento es innegable, y esa gran responsabilidad solo puede servir al INTERÉS DE LA VERDAD. Pero algunos ¡no se enteran!, están con sus cadenas de mentiras, están en la Luna, en la terquedad de no ver porque no quieren ver o en el error constante. Ahí están, ¡y nada más! http://luchartieneunsentido.blogspot.com/