--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

domingo, 22 de enero de 2017

Con el utilizar un poder (o un interés de poder)  para llevar la razón, absolutamente jamás se alcanza la razón, sino se alcanza una imposición o un engaño para debilitar al que sí demuestra razón sin respaldarse absolutamente de ningún poder (como es mi caso).
Y una regla principal de la razón es el proteger el que no se veten nunca o se discriminen verdades; o sea, el asumirlas todas (las que te benefician y las que te perjudican). Es sorprendente el comprobar que los intelectuales españoles solo se dirigen  (a pleno marketing y protección) a las que les beneficia directa o indirectamente, ¡vaya juego sucio y mafioso!
La verdad solo puede ser válida desde una concepción y utilización no arbitraria, o sea,  racional, con una comprensión racional.

3 comentarios:

José Repiso dijo...

Nadie hace un bien, ni siquiera uno, ya lo crea o no, si al mismo tiempo pisotea la razón-ética (o al que la demuestra

---

Solo una mentira (una cualquiera) permanece mucho tiempo cuando supone un gran negocio para los intereses de poder (y tú le ayudas)

---

No se hace el bien hasta que se deja de amparar cualquier sinrazón de las tuyas¡BASTA
Lo demás son rollos buenizados

---

Tú no puedes exigir al bien nada ni a la vida nada cuando descarada,irresponsable y monstrosamente tú te estás burlando del bien-razón

---

Ellos (los intelectuales españoles) ayudarían siempre a Hitler o a lo cruel como lo dominante establecido que da lógicamente los mínimos problemas o sacrificios personales (o sea, al poder, imagen,conveniencia y peloteo), sí, nunca a Jesucristo o a quien rompe con una mentira decididamente (un no venderse por nada), que es objetivamente la verdadera aportación como bien (otra cosa o falsedad rollista no)



14 de agosto de 2016,

José Repiso dijo...

Hay unos escritores nazis españoles que dicen a lo chulo que a ellos no les dan nada. Pues bien, a ellos les dan miles de cosas no en el año, no en el mes, sino en el día o en la hora. Pues muchas cosas te las dan gracias al juego sucio -seductor o cómplice- que te has agarrado, así es, son cosas absolutamente dadas o permitidas -que nunca son producto directo o ¡únicamente! de tu sudor o de tu esfuerzo, sino de favorecer interesadas o parciales reglas de juego-; y algo más: te dan también las facilidades para conseguir las cosas, o sea, con sólo decir que eres católico ya tienes una evidente facilidad para conseguir cosas en el contexto de los católicos. En eso, cuanto más vía mediática, vía peloteo, vía halagadora y pasota, vía indiferente o de dejar pasar injusticias, vía contemplativa y de consentir corrupciones, o vía escaparate para parecer grande o de la clase alta, o vía lamedora de culos o alineadora de cualquier costumbre o poder, o vía totalmente ratera o hipócrita, pues más cosas y facilidades para todo...

Nunca han dado algún esfuerzo y nunca han sido apenas ni personas, sino únicamente nazis.

30 de abril de 2013

José Repiso dijo...

Desconocer una verdad(porque das de ladoal que te la prueba)
te hace ser esclavo seguidor y protector de una mentira
---

La verdadera maldad siempre es que tú te bajes los pantalones por los intereses de la mentira,a la cual sirves vil

---

Siempre van impidiendo la verdad para que las consecuencias de criminalidad (injusticias)de la mentira-sinrazón-manipulación sean posibles

---
Tener razón es facilitar el protagonismo social de la razón. Por lo que has de PROTEGER SIEMPRE al que demuestra razón solo a razón irrebatible, no a poderes, codeos o a influencias sociales