--------------Cuando no se le ayuda a la verdad, la mentira se impone (y sus daños).

lunes, 27 de julio de 2009

http://informativochiapas.tv

www.jornada.unam.mx/2009/02/13/index.php?section=estados&article=029n1est

1 comentario:

José Repiso dijo...

De una forma objetivamente generalizada, la mujer es discriminada (en derechos humanos) en algunos países; de una forma objetivamente generalizada, no existe libertad de expresión en algunos países; de una forma objetivamente generalizada, se persigue la homosexualidad en algunos países; de una forma generalizada no se les ayudó a algunos intelectuales que estorbaban en algunos países; y así hasta el infinito de los posibles.
Se generaliza lo que, con pruebas, se puede generalizar.
Sin embargo, NUNCA se ha de hacer por aspectos que atenten contra los derechos humanos; es decir, nunca se debe generalizar por condición de ideología, de sexo, de raza, de religión, etc., simplemente o lógicamente porque es sólo el ser humano EL QUE HACE o EL QUE CONSIENTE (APRUEBA: es el responsable),y el que se debe reprobrar, no la religión ni la raza, etc.

La generalización debe ser obligatoria si ya se es racional y si se ha de preservar los principios o valores morales; ya que, en importancia, la primera generalización que sustentó o institualizó el bien la hizo -por necesidad- la misma religión: Cuando Eva cogió el fruto prohibido todos -absolutamente todos, y Dios lo hizo-, en generalización, quedaron a partir de ahí en seres imperfectos que deben buscar y reconocer el bien en lo que hacen (y eso es importante puesto que si un valor hace una excepción -o no mete a todos- pues, entonces, todos se colocan astutamente en esa excepción para no reconocer nada).