------Tu alma es lo que ayudas, y tu crueldad lo que impides

martes, 22 de junio de 2010

Nadie le rebatió su ética; pero, algunos, esperaron a hacerlo ante... su muerte -en su indefensión-.
La única reverencia o respeto -ético o moral- que existe es que, en el momento de la muerte de un ser humano no haya detracción, sino un compadecimiento o, al menos, un dejarlo EN PAZ mínimo, por piedad, humano o... hu-ma-ni-ta-rio.
Pues ya la jerarquía católica, sin ese respeto o sin esa dignidad "esencial" que se debe dar a cualquier ser humano, ha salido calificándolo de "irreverente"; otro, a lo ligero, que era... estalinista cuando, la mayoría de los intelectuales del siglo XX (Neruda, Vallejo, etc.), eran también estalinistas "en ideal teórico" o en una libertad ideológica que no adivinaba cómo se iba eso a utilizar o cuáles serían sus consecuencias (sí, cientos de millones de personas en el mundo eran estalinistas -¿qué se debía de hacer con ellos?, ¿fusilarlos?- sin que tuvieran, todos, que responder ante los abusos que cometieron unos que prometían algo más humano u otra cosa).
Saramago dijo: "a nadie le HE HECHO daño", porque son únicamente los HECHOS los que cuentan; y también hechos de complicidad, sí, pero cuando se sabe ya que los hechos del que apoyas son corruptos o contrarios a lo que esperabas que hiciera.
www.epdlp.com/escritor.php?id=2270

miércoles, 9 de junio de 2010

La delgada línea de la corrupción humana o política:
El ser humano es el único animal que NO DEJA EN PAZ -de forma natural o de siempre- su entorno o la naturaleza (en su: "he inventado", "le he ganado", "está a mi servicio", "debe cumplir", "lo pagará caro", etc.) y, sobre todo, se pasa toda la vida resaltando lo que le conviene -porque, siendo algo bueno, le beneficia directamente- PARA justificar todo lo demás.
Así es, en Franco se resalta que "hizo muchos pantanos" PARA que de lo otro salga libre o impune; en Pinochet se resalta que "liberó a Chile del comunismo"; en la invasión israelí se resalta que "Hamás es terrorista"; en Cuba se resalta que "no se arrodilla al capitalismo"; de la crisis se resalta que "es global", etc. Y justificado queda todo lo demás, ¡buen truco! Muchos intelectuales también lo utilizan PARA defender cualquiera de sus deducciones... retorcidas.

"sólo pretende seducirnos con imágenes y palabras fascinantes"